Una edila de Boiro víctima de ETA se enfrenta al BNG por no censurar el terrorismo

Javier Romero Doniz
Javier Romero RIBEIRA / LA VOZ

GALICIA

El BNG votando en contra de una moción del PP contra el terrorismo, ante Begoña Díaz (de amarillo).
El BNG votando en contra de una moción del PP contra el terrorismo, ante Begoña Díaz (de amarillo). MARCOS CREO

El marido de la concejala murió por las secuelas de un atentado de la banda en la central nuclear de Lemóniz en 1978

20 jul 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

El dolor sembrado por ETA durante décadas sigue teniendo ramificaciones. Aunque sea en un ayuntamiento como Boiro. Los hechos transcurrieron en el pleno ordinario del jueves por la noche. La sesión fue sosegada hasta que se llegó al octavo punto: una moción del PP -que tiene la intención llevar a todas las corporaciones municipales de Galicia- que busca el rechazo unánime de los partidos al terrorismo en general y a Resistencia Galega en concreto. El BNG, como ya hizo en otros plenos, anunció que votaría en contra. Su decisión indignó a la edila Begoña Díaz (ICB), cuyo marido murió a causa de las secuelas provocadas por la metralla en un atentado de ETA en la central nuclear de Lemóniz en 1978. Díaz recriminó la actitud de los frentistas asegurando que «me da asco ver cómo protegen a estos grupos».

El encargado de defender el voto de los nacionalistas fue su portavoz, Xosé Deira, que fue alcalde de Boiro ocho años y que inició su intervención asegurando que «esta moción sería apoiada noutras circunstancias». Deira justificó el voto de su organización alegando que vivimos «nun Estado de estafa» en el que se pretende criminalizar a un determinado grupo -en alusión a Resistencia Galega- de personas o sus bienes. Deira, que hizo uso de sus dos turnos de intervención, aseguró que juzgar a un colectivo «por unhas poucas persoas que perdan os papeis en determinados momentos non é xusto».

Begoña Díaz, que se mostró muy entera en todo momento, le espetó a Deira antes de concluir su segundo turno de palabra: «Prefiero pensar que lo que dice es una imposición de partido... y que no piensa eso realmente, ya que Resistencia Galega se siente alentada por cargos públicos como los que ustedes representan».