Marín / La Voz

La presencia de don Felipe y doña Letizia realzó ayer por la mañana la jura de bandera y entrega de reales despachos en la Escuela Naval, institución castrense que no recibía una visita de la familia real desde hace dos años. Había expectación por ver a los príncipes de Asturias y a su llegada, puntuales, don Felipe y doña Letizia se convirtieron en el centro de todas las miradas.

El príncipe, de uniforme de la Armada, y la princesa, con una blusa de color crema, pantalón tostado y zapatos de medio tacón, ocuparon su lugar en la tribuna de autoridades. A ambos se les veía sonrientes y relajados. A su lado se situaron el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y el ministro de Defensa, Pedro Morenés, entre otros representantes civiles y militares de la provincia y de Galicia.

Los 72 integrantes de la nueva promoción de aspirantes a guardiamarinas juraron bandera bajo la mirada del director de la Escuela, José Luis Sobrino. Los príncipes y autoridades también entregaron los reales despachos a la promoción de 86 nuevos oficiales de la Armada, nueve de ellos mujeres, que a partir de ahora asumen sus puestos en la fuerza naval.

El tiempo acompañó y permitió pasar una mañana bastante agradable. Por su parte el público abarrotó la mayor parte de las gradas, contribuyendo a la salida, al ambiente festivo que se vivía en Marín, engalanada por la celebración del día del Carmen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

La Armada se viste de gala en Marín