Caen 700 rayos sobre Galicia, y algunos provocan varios incendios en Ourense

Las tormentas serán más generalizadas hoy por la tarde y podrían repetirse mañana y el domingo

f. u. ourense la voz

Superada la ola de calor, Galicia sigue bajo influencia anticiclónica, pero con particularidades. Ayer, aún hubo alerta amarilla por temperaturas máximas de más de 36 grados en la zona del Miño en Ourense -la capital marcó 38, pero la máxima de la jornada se midió en Ferreira de Pantón (sur de Lugo), con 40,1 grados- y, de nuevo, nieblas matinales en el litoral, sobre todo en las Rías Baixas, donde se notó más el descenso térmico: Vigo registró 22,3 grados y Sanxenxo, 20,2.

Pero el fenómeno del día fueron las tormentas, de intensidad moderada e incluso fuerte, y generadas por una pequeña bolsa de aire frío en la atmósfera. MeteoGalicia activó una alerta amarilla en la provincia de Ourense y el sur y el este de la de Lugo, y se extendieron también al interior de Pontevedra. A última hora de la noche de ayer habían caído ya sobre Galicia casi 700 rayos y se registraron también lluvias localmente fuertes. «En algunos puntos, de más de 3 litros por metro cuadrado en diez minutos, es decir, intensas», señaló ayer la meteoróloga Ana Lage.

Los rayos provocaron varios incendios forestales en Ourense. Un fuego se registró cerca de las ocho de la tarde en la parroquia de San Salvador de Mourisco, en Paderne. El alcalde, José Manuel Fernández, destacó que en poco tiempo fue sofocado. En la extinción trabajó un agente y un vehículo motobomba. Unos minutos antes, a las 19.20 horas, comenzaba otro fuego en A Merca, en A Manchica. Fue necesaria la intervención de un agente, tres brigadas, dos vehículos motobombas y dos aviones, según la Xunta. Cerca de de Ourense, en la parroquia de Velle, también se registró otro fuego a las seis y cuarto de la tarde, quedando sofocado una hora después. Se quemaron 0,1 hectáreas de monte raso. Minutos antes de las ocho de la tarde daba comienzo otro incendio en Allariz, por debajo del pueblo de Santa Mariña de Augas Santas, desplazándose las llamas hacia Taboadela. Hasta el lugar se desplazó una brigada de extinción, un motobomba y medios aéreos. El alcalde, Francisco García, confirmó que fueron dos focos pequeños que quedaron sofocados, uno de ellos al lado de una línea eléctrica.

Además de rayos, ayer también cayó granizo. En la comarca de O Ribeiro afectó directamente a la cosecha de vino. En algún caso, como en Castrelo de Miño, el pedrisco tenía dimensiones bastante considerables. En Ribadavia, Beade, Arnoia, Cortegada y Toén, granizo y remolinos de viento también dañaron viñas y rompieron ramas de árboles. Las tormentas serán más generalizadas hoy por la tarde -además de a las zonas de ayer llegarán al interior de A Coruña- y podrían repetirse mañana y el domingo.

Golpe de calor

Por otra parte, los bomberos de Deza rescataron la noche del miércoles a un hombre, J.?F.?A., de 62 años, que quedó atrapado en el desván de una casa en Lalín, suspendido en unas vigas, tras sufrir, al parecer, un golpe de calor. Fue trasladado al Complexo Hospitalario de Santiago.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Caen 700 rayos sobre Galicia, y algunos provocan varios incendios en Ourense