la voz

La Policía Nacional detuvo a cuatro personas en Galicia, dos en la provincia de A Coruña y otras dos en Pontevedra, en el marco de una operación contra la pornografía infantil en Internet. La trama operaba también en Asturias, Andalucía y Madrid, donde fueron arrestados otros cuatro supuestos miembros del grupo que intercambiaban materia en la Red y fueron imputados otros dos más. La investigación reveló que la mitad de los implicados confesaban haber cometido abusos sexuales y planeaban prácticas aberrantes con menores, como secuestros con «encierros en condiciones infrahumanas», orgías y sadismo. Estos últimos ya han ingresado en prisión. La policía llegó a identificar a tres menores que se encontraban en situación de riesgo y desplegó el operativo.

A los detenidos, que tienen edades comprendidas entre los 25 y los 60 años, se les imputan los delitos de proposición para el homicidio, agresión sexual, abuso sexual, corrupción de menores, trata de seres humanos y tenencia de pornografía infantil, según cada caso. En total, se realizaron diez registros de viviendas, cuatro de ellos en Galicia. En los domicilios de los implicados fue incautado abundante material informático con pornografía infantil y diversa documentación que está siendo analizada por especialistas de la Policía Nacional.

Arrancó hace un año

La investigación comenzó hace más de un año. Una persona puso en conocimiento de la policía que uno de los ahora detenidos había contactado con él en Internet con el objeto de proponerle que formara parte de la trama que compartía pornografía infantil y abordaba prácticas sexuales aberrantes con niños. Los agentes tiraron de este hilo y consiguieron identificar al resto del grupo mediante pinchazos telefónicos y el rastro que dejaba el seguimiento de su actividad en portales de Internet y diferentes chats.

Así fue cómo descubrieron que los supuestos integrantes de la trama pedófila compartían archivos de pornografía infantil en Internet y, además, iban más allá, ya que comentaban en sus conversaciones sus experiencias de anteriores abusos sexuales y también sus planes para continuar con sus prácticas.

Todos los indicios recabados por los investigadores apuntaban a que los presuntos pedófilos tenían la intención cometer delitos de extrema gravedad, como seleccionar a menores de su entorno o incluso traer a los pequeños que formaran parte de entornos marginales y que vivieran en países extranjeros. También mencionaron la posibilidad de suministrar droga a sus potenciales víctimas para que estas no pudieran recordar los abusos después de ser iniciados en prácticas sexuales. Las detenciones y los registros fueron ordenados al considerar que todos estos planes de la trama suponían un riesgo serio para tres niños españoles.

En el operativo Arkángel han participado más de cincuenta agentes de diferentes plantillas policiales de la geografía española: la Brigada de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial, la Jefatura Superior de Policía de Madrid, la Brigada Provincial de Policía Judicial de A Coruña, la Brigada Provincial de Policía Judicial de Pontevedra, la Comisaría Local de Vigo, la Brigada Provincial de Policía Judicial de Málaga y la Comisaría Local de Gijón.

Información elaborada con aportaciones de las delegaciones de A Coruña, Vigo, Santiago y Pontevedra

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos

La policía detectó a tres menores en riesgo por la trama de pedófilos