O Grove inaugura las dos primeras playas para perros

Maruxa Alfonso Laya
m. alfonso O GROVE / LA VOZ

GALICIA

03 jul 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Ir con el perro a la playa puede suponer, en esta época, una sanción de hasta 600 euros. Durante la temporada de baño, de junio a septiembre, las mascotas están prohibidas en la mayoría de los arenales de Galicia, sobre todo si hay bandera azul. Por eso en el Concello de O Grove han decidido habilitar dos playas para los amantes de los animales. A partir del viernes, amos y mascotas podrán pasear libremente por ambos arenales.

La iniciativa surgió a instancias de la protectora de Cambados. Querían una playa en la que poder ir con sus mascotas y recurrieron al vecino municipio de O Grove. Allí fueron escuchados por la concejalía de Medio Ambiente, que decidió reservar dos arenales para los perros. Para habilitar estos espacios se han buscado dos zonas apartadas y no demasiado concurridas: las playas de Canelas y Con Negro. Ambas se ubican en el entorno de la batería militar que hay en San Vicente. Fueron elegidas por estar rodeadas de naturaleza, porque por ellas no circulan coches y porque no están demasiado concurridas.

«Creemos que es una idea muy buena que va a potenciar el turismo, porque mucha gente veranea con perros», explicó la presidenta de la protectora, Olga Costa. En su opinión, la iniciativa será un éxito, pues ya han recibido varias consultas. Costa sostiene, además, que estos arenales pueden suponer un atractivo turístico, y que en otros destinos de España las playas para animales funcionan desde hace años.