Nudistas de Baroña intentan disuadir a otros bañistas de que vayan vestidos a la playa

Realizan pintadas en las que reivindican el uso exclusivamente nudista de ese arenal de Porto do Son


Noia / La Voz

En el municipio coruñés de Porto do Son, y en general en la comarca de Barbanza, todo el mundo sabe que la playa de Arealonga, próxima al castro de Baroña, es utilizada habitualmente por nudistas. En su día, cuando la democracia aún era una novedad en este país, esta circunstancia desató una polémica que el tiempo hizo caer en el olvido. Hasta ahora. Hace unas semanas aparecieron varias rocas pintadas con mensajes que reivindican el uso exclusivamente nudista del arenal que han devuelto a la actualidad el debate sobre el naturismo.

En realidad, desde hace años, en la playa de Arealonga conviven en perfecta armonía nudistas, usuarios que utilizan el traje de baño, incluso familias enteras, y aficionados al surf. Sin embargo, parece que no todo el mundo estaba igual de cómodo con esta situación y se ha dedicado a marcar la bajada a la playa con pintadas en las que pueden leerse textos del tipo: «Se ruega a los que usen bañadores o bikinis no venir a provocar a los nudistas. Gracias».

Aunque este tipo de mensajes no pasaron inadvertidos para los bañistas que se acercaron al arenal, son varias pintadas en las que se alude específicamente a los menores de edad las que han levantado más ampollas, y no faltan quienes consideran «muy desagradable» que alguien tenga «ese tipo de ??ideas??». En concreto, el mensaje al que se refería esta persona reza: «Niños y niñas hasta 18 años, si no os bañáis desnudos ir a la playa a Queiruga».

Esta pintada ya tuvo respuesta con otra en el que se insulta a su autor. En otras se reivindica que el arenal es solo para los nudistas, un mensaje que, por lo visto ayer a primera hora de la tarde, muchos ignoran, y la mayoría de las personas que se encontraban en Arealonga lucían bañador.

Preguntando a los habituales en la zona, la mayoría coincide en señalar que hasta ahora todo el mundo, desnudo o no, ha acudido a esa playa sin que hubiese problema alguno: «Sempre houbo algunha pedra pintada na que se dicía que a praia era nudista, pero xa leva moitos anos que aí hai de todo mesturado».

Aunque las pintadas llamaron la atención de más de un bañista, o de visitantes que dirigían sus pasos al castro de Baroña, lo cierto es que el asunto no llegó a oídos del alcalde de Porto do Son. Preguntado por este asunto, mostraba ayer su extrañeza por la aparición de esos mensajes y negaba que hubiese conflicto alguno por el uso del arenal de Arealonga: «Cada un é libre de ir como queira».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
35 votos

Nudistas de Baroña intentan disuadir a otros bañistas de que vayan vestidos a la playa