Beiras, reelegido portavoz nacional de Anova

El proyecto mantendrá su soberanía para futuras alianzas electorales

Xosé Manuel Beiras, recién aclamado como portavoz, se abraza a Martiño Noriega, crítico con las tesis oficiales.
Xosé Manuel Beiras, recién aclamado como portavoz, se abraza a Martiño Noriega, crítico con las tesis oficiales.

santiago / la voz

El proyecto político que encabezó Beiras tras su salida del BNG, Anova Irmandade Nacionalista, cerró ayer su primera asamblea nacional con una apuesta por mantener su soberanía para negociar futuros pactos electorales. Esa era la tesis oficial, bautizada como alianzas variables, defendida en la ponencia política y avalada por Beiras, reelegido ayer portavoz, pero que tuvo la suficiente contestación como para que fuese necesaria la mediación del propio líder de Anova para llegar a un consenso con quienes defendían la otra vía: consolidar Alternativa Galega de Esquerda (AGE) como motor de un frente amplio.

Finalmente, se transaccionó una enmienda que contentó a todos. Anova preserva su independencia para elegir los socios que más le convengan en cada cita electoral, pero con un matiz: valorando siempre la exitosa experiencia de AGE en el Parlamento gallego. Es decir, se mantiene la puerta abierta a reeditar la alianza con Esquerda Unida, pero no se asegura. Un escenario marcado por una cierta ambigüedad que tendrá que gestionar ahora la dirección de Anova: 75 miembros elegidos por listas abiertas condicionadas y cuyo recuento estaba sin terminar ayer al cierre de esta edición.

La primera asamblea nacional de Anova, tras dos días de intensos y acalorados debates, no ha transcurrido por el sendero de paz que se le presume a una organización a la que le sonríe el éxito electoral. Y ha dejado a las claras un proyecto dividido en dos culturas políticas: la de quienes provienen de partidos clásicos y la de quienes llegan de organizaciones minoritarias o no han estado nunca en ellas. Gran parte de las enmiendas a las tesis oficiales ganaron ayer en todas las votaciones, pero no prosperaron al no contar con dos tercios de los votos, tal y como exigen los estatutos de Anova.

Beiras, elegido portavoz por unanimidad, se sitúa así como el líder entre dos polos; de un lado, una parte del Encontro Irmandiño, que abandera las alianzas variables, y de otro, un elenco formado por independientes, la Frente Popular Galega (FPG), el Movemento pola Base, jóvenes del 15-M y, sobre todo, un sector irmandiño, partidarios de consolidar AGE. Fueron sus votos los que permitieron que la dirección se elija por listas abiertas condicionadas, donde cada militante puede designar 36 de 75 miembros, lo que, seguramente, aboque a la cúpula a quedar en dos mitades, sin que ninguna se asegure el control.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos

Beiras, reelegido portavoz nacional de Anova