Anova arranca su asamblea con una dura confrontación interna

Beiras lo vincula a que «non hai un aparato que precociña o resultado»

Momento de una votación en la asamblea de Anova, con Beiras sentado en primer término.
Momento de una votación en la asamblea de Anova, con Beiras sentado en primer término.

santiago / la voz

Anova Irmandade Nacionalista, el proyecto urdido por el Encontro Irmandiño de Beiras tras su salida del BNG y una de las patas de la coalición AGE, arrancó ayer en Santiago su primera asamblea nacional con una dura confrontación interna. Un intenso debate que puso al descubierto dos formas de entender la política: la heredera del funcionamiento de los partidos clásicos y una nueva, partidaria de romper moldes, que resultó ganadora. El líder de Anova, Xosé Manuel Beiras, vinculó lo ocurrido al pluralismo, a la ausencia de barreras y al hecho de que «aquí non hai un aparato que precociña o resultado», en clara alusión a su experiencia en el Bloque.

La cuestión de fondo era cómo se elegirá hoy la nueva coordinadora de Anova -de 75 miembros-, si por un sistema de listas proporcionales o por listas abiertas. Finalmente, en vez de votar una candidatura en bloque, cada militante marcará 36 personas. Y los 75 que obtengan más sufragios formarán la dirección. Un modelo de listas abiertas con corrección de número para evitar dinámicas grupales. Esta fue la opción ganadora, con 201 papeletas.

La principal polémica se desató cuando la mesa de la asamblea, tras deliberar durante diez minutos, concluyó que esta alternativa necesitaba dos tercios de los votos, ya que suponía una modificación de los estatutos de Anova. Eso encendió más los ánimos y dio pie a una nueva votación, que por abrumadora mayoría concluyó que no era necesario ese respaldo.

Esta fue la alternativa avalada por militantes independientes, por sectores de la Frente Popular Galega (FPG), del Movemento pola Base y, sobre todo, por una parte del Encontro Irmandiño, nucleada esta en torno a Martiño Noriega, alcalde de Teo. El rechazo a las listas proporcionales deja en el aire que un sector de los irmandiños se asegure de salida un número suficiente que le permita llevar el timón de la futura dirección de Anova.

Francia como ejemplo

Concluida la sesión de la mañana, el propio Beiras, que salvo sorpresa será hoy elegido nuevo portavoz de Anova, puso como ejemplo lo ocurrido recientemente en el congreso del Parti de Gauche, en el que la mayor fase de tensión, dijo, se produjo precisamente en el debate de las listas. «Eu sempre estou ao que decida a asemblea soberana», remarcó Xosé Manuel Beiras.

La jornada de hoy será también clave para dilucidar si Anova, tal y como defienden Beiras y un sector de los irmandiños, apuesta por llamar a constituir un frente nuevo en cada convocatoria electoral o si, por el contrario, ese proceso para nuevas alianzas se articula desde la consolidación de la de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), de la que forman parte Anova y Esquerda Unida. Una opción que cuenta también con adeptos entre las bases del proyecto político liderado por Beiras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

Anova arranca su asamblea con una dura confrontación interna