Un incendio hizo naufragar un pesquero gallego en las Azores

Doce marineros, dos de la comunidad, a salvo en un barco de A Guarda


redacción / la voz

En las Azores llevan más de un mes sufriendo ese anticiclón que lleva su nombre. Son días de mar en calma, que los pesqueros que faenan en su entorno agradecen, sobre todo porque están coincidiendo con buenas mareas de pesca. Al Hemisfério Sul, un palangrero portugués de armador gallego, de A Guarda, le quedaba apenas una semana para poner fin a una campaña que ya acumulaba 54 tachones en el calendario. Ya no podrá terminarla. Un incendio en la sala de máquinas truncó ayer muy por la mañana su singladura y, de paso, todas las futuras. El pesquero y las capturas de pez espada y marrajo de casi dos meses acabaron en el fondo del mar.

Claro que este recuento de las pérdidas materiales solo comienza después de haber respirado con alivio al conocer que no ha habido pérdida de vidas humanas. Porque toda la tripulación del Hemisfério Sul, doce marineros de Galicia (de A Guarda y Cee), Portugal, Cabo Verde e Indonesia, fue rescatada sana y salva por el pesquero de un paisano, el Mardani. Paisano por eso de que se trata de otro palangrero de A Guarda que andaba a lo mismo y en un área muy próxima.

Rafael Rodríguez Cividáns, el propietario del barco siniestrado, desconocía ayer aún muchos detalles de lo ocurrido. Habló poco después del rescate con el patrón del pesquero, el también guardés Ignacio Domínguez, pero no estaba para entrar en profundidades. «Están moi nerviosos, pero a salvo, que é o importante», comentó.

Por la hora en la que ocurrió, sobre las seis de la mañana, Rafael Rodríguez supone que la tripulación estaría empezando a levantar el aparejo. No sabe ni cómo ni por qué, el cuadro principal eléctrico de la sala de máquinas empezó a arder, «non sei se por un corto[circuito] ou por unha vía de agua que metese humidade, o mestre de pesca non me soubo explicar». Lo cierto es que llegó un momento en que no quedó más remedio que abandonar el barco y a las 7.44 horas (hora portuguesa) dieron la alerta. Finalmente, el barco acabó hundiéndose.

A nueve millas

El Hemisfério Sul se encontraba a 547 millas (1.013 kilómetros) al sudoeste de la Illa de Faial. A unas nueve millas de allí estaba el Mardani, que acudió en auxilio de los doce tripulantes. Llegó poco después de las nueve de la mañana y rescató a los marineros, que se habían repartido en dos balsas salvavidas en las que permanecieron hora y media.

Ahora, los 12 del Hemisfério Norte y los 10 del Mardani se dirigen hacia el puerto de Horta (Illa Faial). «Terán que recoller o seu aparello, ao mellor tamén o noso, non sei», especulaba ayer Rafael, que espera que lleguen a tierra en tres días.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Un incendio hizo naufragar un pesquero gallego en las Azores