Exigen la comparecencia de Pastor por la supresión de paradas de tren

Once estaciones se han quedado sin servicio al haber alternativa por carretera y otras 23 reducen sus frecuencias a solo una al día

la voz

Las quejas por la falta de información a los usuarios y la supresión de paradas en poblaciones intermedias fueron las notas dominantes en el primer día laboral de aplicación del nuevo modelo de servicios ferroviarios en Galicia, que prioriza las conexiones de larga distancia con Madrid pero deja desasistidas 11 poblaciones, mientras que otras 23 se quedan con una sola parada al día por sentido.

Esta situación ha motivado una intensa reacción política en la oposición. El BNG solicitó ayer la comparecencia de la ministra de Fomento, Ana Pastor, para que explique la supresión de paradas en Galicia y el PSOE presentará iniciativas en todas las instituciones donde tiene representación para pedir que el Gobierno retire el plan de racionalización de los servicios ferroviarios. La diputada ourensana Laura Seara destacó ayer que la eliminación de trenes regionales pone al medio rural en una situación delicada. El diputado del PP, Celso Delgado, salió en defensa de la política ferroviaria de Fomento y recordó las nuevas conexiones con Madrid, creadas «para cumplir los compromisos con Galicia» a pesar de la crisis económica.

Las paradas eliminadas

Las estaciones que se quedan sin servicio ferroviario al contar con alternativa por carretera son las siguientes: Begonte (en la línea A Coruña-Lugo-Monforte); Franza (Ferrol-A Coruña); Barra de Miño, Covas, Louredo-Valos, Pumares y Pobra de Brollón (Ponferrada-Vigo); Bandeira y Ponte Taboada (Santiago-Orense); Vedra-Rivadulla (Santiago-Orense); y A Escravitude (Santiago-Vigo). Otras 23 se quedan con un servicio por línea en cada sentido. Barbantes, Sela, Os Peares, Pousa-Crecente y Canabal (Ponferrada-Vigo); Barallobre, Neda, Cambre y Cecebre (A Coruña-Ferrol); Pedrelo, Piñoi, Baamonde, Rábade, Cesuras, Oza dos Ríos, Parga, Gutiriz (A Coruña-Lugo); A Friela-Maside y O Irixo (Santiago-Ourense).

Los cambios también afectan a estaciones del eje A Coruña-Vigo: Osebe, Portela, Cesantes y Pontevedra-Universidad, aunque en esta última se mantienen las paradas de todos los trenes hasta final de curso.

La satisfacción de los viajeros de las nuevas frecuencias matinales a Madrid contrastaba ayer con la decepción de algunos usuarios en lineas como A Coruña-Ferrol, Ourense-Vigo o Santiago-Ourense, que vieron reducidas sus opciones de movilidad. La ferrolana Ana Álvarez, de 22 años, se queja de que los nuevos horarios dejan a Ferrol sin conexión con A Coruña gran parte de la mañana (desde las nueve hasta las 14.10 horas). «No me quedará más remedio que ir siempre en bus», afirma resignada. Otros no ocultaron ayer su malestar por los recortes. Para Marta Meléndez, «independientemente de que en algunas paradas haya más viajeros que otros, se tiene que dar cobertura a un servicio público». Para Pura Veiga «es una torpeza. En el resto de Europa hay buenos trenes que te llevan a cualquier sitio y aquí en España lo ponen muy difícil y más ahora que recortan e incomunican muchas poblaciones».

Información elaborada por Miguel Ascón, Antía Urgorri, Alejandro Martínez y Pablo González.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Exigen la comparecencia de Pastor por la supresión de paradas de tren