Galicia y Uruguay se alían para favorecer y buscar negocios

El presidente Mujica cierra en la comunidad su gira por España


santiago / la voz

Los presidentes de Uruguay, José Mujica, y de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, acordaron ayer en Santiago la suscripción de un acuerdo estratégico para el estrechamiento de lazos entre la comunidad autónoma y el citado país latinoamericano. Con forma de concierto marco, el convenio compromete al Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) y a su organismo equivalente en aquella nación del Cono Sur a «afianzar las relaciones» de ambos territorios, así como a «promover la cooperación económica, comercial y empresarial» entre ellos, como mínimo, desde ahora hasta el 31 de diciembre del 2014.

Según fuentes conocedoras del texto, se trata de una alianza no solo para fomentar negocios entre compañías privadas de uno y otro lado del Atlántico, sino también para la búsqueda conjunta de oportunidades en terceros mercados, «cuando se presenten las ocasiones y proyectos de interés recíproco». Asimismo, el documento prevé «buscar acciones concretas que desarrollar» entre clústeres del sector naval, de la alimentación y de las tecnologías de la información y la comunicación. También se usará como guía para forjar posteriores ententes en los ámbitos de la automoción, portuario, de las energías renovables, de las infraestructuras y de la construcción.

En comparecencia ante la prensa sin preguntas, el jefe del Ejecutivo autónomo anunció, obviando detalles, la rúbrica del pacto, al cual se refirió como los «cimientos de una colaboración permanente». «Vamos a poner todo nuestro empeño -agregó- en que esta firma [...] pueda traer riqueza a nuestras gentes». Mujica, más centrado en la cuestión identitaria y en los tratos UE-Mercosur, apenas concedió en su discurso un espacio a los negocios bilaterales. «Andaremos juntos», garantizó tras despachar en privado con el anfitrión durante media hora.

El líder uruguayo había arribado a Compostela en el marco de una gira de 16 días de duración por China, Italia, el Vaticano y varios lugares de España: Andalucía, Madrid, el País Vasco... En Galicia, comunidad elegida para cerrar la etapa ibérica del viaje, se detendrá 23 horas, la tarde del domingo y buena parte del día de hoy, que empleará en inaugurar un plaza dedicada en la capital gallega al general José Gervasio Artigas, conocer el puerto exterior de Punta Langosteira y asistir a un almuerzo organizado por la Confederación de Empresarios de Galicia. «Venir a España y no venir a Galicia sería una felonía para mis compatriotas», confesó.

Hombre austero que sabe lo que es mandar pero también cómo se vive en la cárcel, donde permaneció 14 años, a Mujica lo quiere el pueblo. Con motivo de su llegada a la comunidad, ayer, cientos de compatriotas residentes en Galicia -la colonia de uruguayos se estima en 10.500 personas- se desplazaron hasta Compostela para, nada más poner pie el presidente en el Obradoiro, vitorearlo y luego abrazarlo. Cayendo la noche, además, pudieron reunirse con él en una cercana facultad. Fue aquello un baño de masas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Galicia y Uruguay se alían para favorecer y buscar negocios