Consigue que le anulen la multa por no pagar el peaje al sufrir un atasco

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

GALICIA

El conductor alegó que Audasa no había garantizado el servicio que debía prestar, esto es, que se pudiese circular a la velocidad propia de una autopista

31 may 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

La Jefatura Provincial de Tráfico en Pontevedra ha reconocido su error al multar a un conductor que, en julio del año pasado, se negó a abonar el peaje de la autopista tras sufrir una retención que le hizo perder casi una hora en cubrir la veintena de kilómetros que separan Vigo de Pontevedra. «A la vista de las actuaciones practicadas en el expediente se llega a la conclusión de que, en el caso que se examina, se han dado determinadas circunstancias que determinan la improcedencia de imponer la sanción», se recoge en la resolución del recurso a la multa inicial.

Según la documentación aportada por el despacho vigués Asesority, el abogado David Alfaya, que era la persona que conducía el turismo, le indicó a la persona que estaba en la cabina del peaje que la negativa a abonarlo se debía a que Audasa no había garantizado el servicio que debía prestar, esto es, que se pudiese circular a la velocidad propia de una autopista. Además, remarcó que no existía señalización que avisase de tal circunstancia. Instantes después, un encargado le comunicó que «tiene orden de no dejar pasar a nadie sin pagar y, seguidamente, procede a bajar la barrera posterior, dejando el vehículo inmovilizado».

El resto de los automóviles fueron desviados a otras cabinas y el propio conductor avisó a Tráfico. Los guardias civiles entendieron que la conducta del pontevedrés, que estaba acompañado por su mujer y sus dos hijas de 1 y 5 años, constituía una infracción por parar el vehículo obstaculizando la circulación y provocando una grave retención y perjuicio al resto de los usuarios. Ahora la Jefatura de Pontevedra ha dado marcha atrás en este planteamiento y asume las tesis del afectado.