Tráfico archivará las denuncias por la señalización en gallego

La DGT asegura que buscará el modo de compatibilizar los dos idiomas


vigo / la voz

Las denuncias contra las concesionarias de las autopistas de la comunidad por rotular parte de sus señales en gallego no avanzarán finalmente en su tramitación administrativa, según anunció ayer el coordinador de la Dirección General de Tráfico en Galicia, Pedro Pastor. El máximo responsable de la DGT en la comunidad aseguró a La Voz que el medio centenar de denuncias tramitadas por la Guardia Civil de Tráfico serán archivadas por deficiente argumentación de los agentes y por tanto no significarán la imposición de la multa de 3.000 euros por cada expediente abierto como propusieron en sus boletines de denuncia contra las empresas concesionarias de la AP-9 y de los dos viales autonómicos de pago.

«Entendemos que como mucho estirando la ley daría para una sanción de tipo leve porque no genera ningún tipo de problema de seguridad vial sino que es un problema más de tipo sentimental con el idioma», dice el coordinador de la DGT contrariando así la versión aludida en las denuncias sobre la supuesta confusión que el idioma gallego puede generar en la conducción a algunos usuarios de las autopistas.

La ley salvaguarda el español

Pero aunque las denuncias sean archivadas y con ellas las sanciones propuestas, la DGT reconoce que sigue habiendo un escollo para implantar de nuevo las señales solo en gallego. El artículo 56 de la Ley de Tráfico aprobada en 1990 establece textualmente que «las indicaciones escritas de las señales se expresarán al menos en el idioma español oficial del Estado». Un real decreto posterior añadido a la citada ley como artículo 138 especifica que «las indicaciones escritas que se incluyan o acompañen a los paneles de señalización de las vías públicas, e inscripciones, figurarán en idioma castellano y, además, en la lengua oficial de la comunidad». Pero en el caso de las señales de restricción de paso en los peajes que motivaron las denuncias en Galicia se establece en la instrucción R200 A, que el texto deberá ser «peaje» en la parte superior de la señala y «toll» (su traducción en inglés) en la inferior, sin dejar lugar pues al término gallego «peaxe». Sin embargo desde abril del 2010 una orden del entonces ministro de Fomento, José Blanco, remitida a Audasa y a las unidades provinciales de Carreteras en respuesta a una queja de A Mesa Pola Normalización Lingüística, determinaba la sustitución progresiva de las señales para que incluyesen la toponimia correcta «e a sinalización mediante pictogramas ou bilingüe na cartelaría para os nomes comúns», según se hace constar en una carta remitida desde el ministerio a la organización gallega.

Pocos agentes

«No pretendemos herir susceptibilidades, porque incluso esas señales de peaje se pueden colocar sin ningún texto, pero se buscará una solución y una fórmula para dejar a todo el mundo satisfecho», añade Pedro Pastor.

Según la versión del responsable de la DGT, las denuncias fueron realizadas por dos agentes de la Guardia Civil en la provincia de A Coruña, desconociendo si también se han cursado en Pontevedra, como sí señalaron a La Voz fuentes de la Guardia Civil. Tráfico asegura que se ha requerido a los agentes desde el subsector de la Guardia Civil para que dejen de denunciar a las concesionarias gallegas por las leyendas de las señales, añadiendo que algunas de las denuncias fueron remitidas a las empresas solo para que presentasen alegaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
36 votos

Tráfico archivará las denuncias por la señalización en gallego