El Bloque tienta a Beiras con una CiU a la gallega

Vence le trasladó a Anova la posibilidad de constituir una plataforma similar para reunificar el nacionalismo


santiago / la voz

El modelo de coalición creada por el nacionalismo catalán en los albores de la autonomía, que aglutinó bajo el paraguas de CiU a los liberales de Convergència y a la derecha confesional de Unió, es una fórmula que el BNG introdujo en su bloc de notas con el fin de apuntalar a medio plazo una alianza estratégica con el partido de Xosé Manuel Beiras. La oferta la esbozó «de xeito livián» el propio Xavier Vence, portavoz nacional del Bloque, en el encuentro privado que mantuvo hace semanas con Beiras, según fuentes conocedoras de la reunión. Y el líder de Anova se limitó a hacer un acuse de recibo y a posponer los contactos formales hasta mediados de junio, una vez que su partido renueve los órganos de dirección en su primera asamblea nacional.

Con el almuerzo que mantuvo con Beiras el pasado 29 de abril y el encuentro celebrado esta misma semana con el líder de Compromiso por Galicia (CxG), Xoán Bascuas, Vence culminó la primera ronda de contactos con los dos principales referentes de las dolorosas escisiones sufridas por el BNG hace poco más de un año, dando así por buena aquella frase de que «somos tan virgueros que nos aliamos con nuestra escisión», pronunciada por Xabier Arzalluz cuando vio cómo el PNV restablecía los lazos con Eusko Alkartasuna tras la ruptura de 1986.

El camino emprendido en el último mes por el catedrático de Economía no deja lugar a dudas: el nuevo líder del BNG está decidido a trabajar para reconstruir el nacionalismo gallego y no forzosamente bajo la fórmula inamovible del Bloque, sino que hay disposición para hablar de fórmulas como la de CiU o de plataformas más amplias.

¿Quién lidera el proceso?

No obstante, la estrategia del BNG no está exenta de obstáculos, pues las corrientes que se le escindieron hace un año cuestionan que el BNG pueda liderar este proceso. Es más, desde Anova sostienen que también ellos han esgrimido una oferta permanente de «fronte ampla», abierta al BNG, y consideran que para que Vence pueda liderar un proceso de unidad del nacionalismo primero está obligado a probar que controla realmente las riendas de su organización y que no es una pieza en manos de la UPG.

Desde CxG ven muy difícil implicarse en algún tipo de colaboración con el BNG sin el concurso de Beiras, relación a la que el Bloque también le concede máxima prioridad. Al igual que Izquierda Unida, socios de Beiras en AGE, que también exprimirán al máximo una alianza que le dio un resultado al que no podían aspirar por sí mismos.

Así que los beiristas se sienten cómodos en el papel que todos sus potenciales aliados le asignan, el de ser la centralidad de cualquier reunificación.

Anova quiere testar primero si Vence tiene de verdad el mando en el BNG

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
36 votos

El Bloque tienta a Beiras con una CiU a la gallega