Intenta asfixiar a su pareja delante de su hijo en Noia y luego se entrega en A Coruña

Al parecer, le propinó numerosos golpes que le ocasionaron contusiones en todo el cuerpo


RIBEIRA / LA VOZ

La tragedia no llegó a consumarse. En buena parte, gracias a la colaboración ciudadana y a la rapidez con la que actuaron la Guardia Civil y la Policía Local de Noia. Todo sucedió el viernes en un céntrico piso de esta villa coruñesa, sobre las tres de la tarde. Un hombre de unos 50 años, según fuentes de la investigación, intentó asfixiar a su pareja, en presencia de su hijo menor de edad, con una prenda de vestir de la que se valió para rodearle el cuello. Además, parece ser que le propinó numerosos golpes que le ocasionaron contusiones en todo el cuerpo.

La alerta dada por varios vecinos evitó que la paliza se prolongase. Al percibir la llegada de los agentes, este individuo, que ha sido imputado por los delitos de homicidio en grado de tentativa y de violencia machista, consiguió escapar de la vivienda y de la comarca noiesa. Mientras, su pareja fue trasladada al centro médico de Noia, para luego ser llevada al Hospital Clínico de Santiago, donde fue examinada.

La Guardia Civil inició de inmediato un dispositivo de búsqueda en toda la provincia para localizarlo. Los agentes tenían constancia de que este hombre podía encontrarse en A Coruña o en Cedeira, en donde se le relaciona con varios domicilios.

Cercado por las fuerzas de seguridad

No fue hasta un día después, el sábado, cuando uno de los dispositivos policiales montados, en los que también colaboró el Cuerpo Nacional de Policía, logró cercar al hombre en una vivienda de la ciudad coruñesa. Fue el mismo imputado quien contactó con las fuerzas de seguridad para decir que se entregaba al entender que no tenía escapatoria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

Intenta asfixiar a su pareja delante de su hijo en Noia y luego se entrega en A Coruña