Expertos alertan del peligro de usar tampones para emborracharse

Los hospitales gallegos no atendieron casos de intoxicación con esta técnica

la voz

La revista de la Asociación Española de Pediatría, Anales de Pediatría, publicaba a finales del 2012 una carta editorial de los servicios de urgencias de Canarias, Navarra, y de la unidad de toxicología clínica del Hospital Universitario de Valencia, alertando de las nuevas formas de consumo de alcohol entre menores. Importadas del Reino Unido y de Estados Unidos, surgieron en el último lustro, y los usuarios más frecuentes son jóvenes de nivel sociocultural alto que realizan estas prácticas con el ánimo de experimentar. Eyeballing, oxy-shots o tampodka son los nombres de estas modas tan desafortunadas que de la mano de las redes sociales, además, se difunden con rapidez.

Tampodka, o slimming, consiste en la aplicación en la vagina o el ano de tampones impregnados previamente en alcohol, generalmente vodka. Esta práctica produce una absorción muy rápida y evita, explican los expertos de este artículo, el fetor enólico -el aliento a alcohol- lo que lo populariza entre los menores para evitar el control paterno. En Galicia, ninguno de los servicios de urgencias ha registrado ningún caso. Desde los complejos hospitalarios de Santiago, A Coruña, Ferrol, Lugo, Ourense, y los hospitales de Barbanza y A Mariña confirman que no se han detectado casos. Los pediatras insisten en el mismo argumento, que no hay estadísticas en Galicia, pero señalan que los servicios de urgencias están más alerta en los últimos años por los casos que se puedan presentar.

Juan Sánchez Lastres, presidente de la Sociedad Gallega de Pediatría, sí asegura que cada vez se ven más intoxicaciones alcohólicas en menores, aunque señala que «casos en Galicia no tenemos noticia de ninguno», en relación al tampodka.

Una de las recomendaciones de los servicios de urgencias del estudio es que, una vez que se detecten estas conductas de riesgo, se promueva la derivación a los sistemas de atención a las drogodependencias de forma precoz.

Intoxicado sin hospitalización

El trabajo realizado en los servicios de urgencias del hospital universitario de San Joan de Déu por expertos, entre los que figura el pediatra Carlos Luaces Cubells, refleja que las consultas por el consumo abusivo de alcohol se están volviendo una práctica habitual en los servicios de urgencias pediátricas.

Las conclusiones del estudio son que el perfil del menor que acude a urgencias debido a una intoxicación etílica aguda es un adolescente que recala en estos servicios tras noches de festivos y después del consumo de bebidas alcohólicas da alta graduación. Presentan una intoxicación moderada y no suelen requerir hospitalización posterior. Los expertos no solo alertan de la importancia del consumo abusivo de alcohol entre adolescentes de la sociedad actual -sobre todo porque estas intoxicaciones representan un riesgo para la salud-. También inciden en que puede ser un indicativo de problemas sociales y conductuales en el futuro.

Otro de los datos preocupantes es la presencia de menores en la adolescencia temprana, entre los 12 y los 14 años, que acuden también con intoxicaciones a los servicios de urgencias.

Acceso a bebidas

No solo es llamativo el abuso de alcohol a edades tempranas y el buscar mecanismos tan poco ortodoxos como la introducción en la vagina o el ano de un tampón empapado en alcohol o aplicarlo directamente en el ojo, eyeballing, sino la facilidad para que menores de edad accedan a bebidas de alta graduación. De hecho, la nueva ley de prevención de consumo de alcohol en menores de la Consellería de Sanidade, aprobada hace menos de tres años, eleva la prohibición a los 18 años no solo para las bebidas destiladas, sino también para las fermentadas, como son el vino y la cerveza.

Información elaborada con aportaciones de las delegaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
68 votos

Expertos alertan del peligro de usar tampones para emborracharse