«Aquí soy el novato, y eso que tengo 52 años»


A sus 52 años, Emilio Balado Fandiño (Folgoso, Sobrado dos Monxes) lleva media vida fuera de su tierra, a la que habitualmente regresa durante las vacaciones y fiestas. Desde hace tres años está destinado en la unidad Cougar, que tiene su base en Agoncillo, La Rioja. La de Afganistán es su primera misión internacional: «Me han engañado, si no no estaría aquí», responde entre risas al periodista cuando se le pregunta cómo se decidió por esta operación de carácter multinacional.

-En la base multinacional de Herat realiza labores de auxiliar de operaciones. ¿En qué consiste su trabajo?

-Realmente, somos los que controlamos cuándo salen los helicópteros, y también realizamos todos los trámites.

-Si no me equivoco, lleva tres años destinado en Agoncillo. ¿Se imaginaba que estaría alguna vez en La Rioja?

-No. He sido artillero toda mi vida y estamos hablando de helicópteros, aunque pertenecen al Ejército de Tierra. Aquí soy el novato, y eso que tengo 52 años. En el pasado, durante siete años estuve destinado en la Brilat, cuando tenía su sede en A Coruña. Al trasladarse a Pontevedra, cambié de destino y... hasta ahora.

-A punto de concluir su despliegue, ¿cómo valora esta misión?

-La verdad es que muy bien. Está siendo muy positiva, aunque ya tengo ganas de estar con los míos.

Emilio Balado Fandiño Brigada en la Cougar

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

«Aquí soy el novato, y eso que tengo 52 años»