ourense / la voz

La portavoz municipal del PSOE de Ourense, la arquitecta Áurea Soto, responsable de Urbanismo, no comparte la impresión transmitida por la dirección provincial del partido, que el jueves anticipó una «disculpa» sobre los gastos del grupo municipal del 2012, con compras llamativas como ron y ginebra para dos fiestas privadas con el exalcalde Francisco Rodríguez. Ayer, en el pleno mensual, frente a las peticiones de la oposición, que iban del gesto al perdón, la edila del PSOE se despachó con un sonoro «¿Pedir perdón de qué?». Dejó la guinda después de que el alcalde, por dos veces y tras ser interrumpida su compañera desde las filas del PP y Democracia Ourensana (DO), la animase con un no menos sonoro «Áurea, eres un encanto, podes seguir».

El debate sobre la transparencia y fiscalización del dinero público asignado a los grupos municipales, que se prolongó durante cuarenta minutos, apenas dejó otra cosa que reproches de la oposición, sin que desde el PSOE saliese ni el más mínimo gesto de contrición. Ni por parte del alcalde, Agustín Fernández Gallego, ni de la concejala Áurea Soto, cuyo empeño en reivindicar en este punto las excelencias de su gestión en urbanismo provocó las quejas de la oposición.

«Pois non gastamos»

La edila socialista dejó claro que en el PSOE no tienen problemas en establecer limitaciones a los gastos. «¿Non se pode gastar en comida? Pois non gastamos», resumió. El regidor tampoco dejó gesto alguno de disculpa, como le exigía la oposición en bloque. Se limitó a poco más que empeñar su palabra en que era cierto el préstamo a un trabajador municipal, a quien el grupo prestó 21.000 euros para que pudiese hacer frente a un caso de responsabilidad contable acordado por el Tribunal de Cuentas, como consecuencia de la desaparición de 30.000 euros en la recaudación del año 2007.

La concejala de DO, Susana Gómez, reclamó la dimisión del alcalde y se preguntó si «no cobran lo suficiente» para tener que abonar con fondos públicos los gastos de alcohol, algo que la concejala ve como una «indecencia», una «vergonzonería total».

Xosé Somoza, del BNG, puso énfasis sobre el hecho de que la actitud sea legal, «pero non é ético». El portavoz del BNG, que defendió las asignaciones a los grupos políticos porque permiten mantener la independencia «sen necesidade de sobres», dejó una advertencia a los socialistas sobre la necesidad de que variasen su política. Les animó a hacer gestos, «pois, se non, teremos que actuar nós». Según aclaración posterior a La Voz, se refería no tanto a la perspectiva de una moción de censura como al apoyo que los nacionalistas puedan dar a los presupuestos del 2013 o al PXOM, en proceso de redacción.

Después de que la concejala de DO pidiese varias veces al alcalde que dimitiera, al portavoz del PP le quedó insistir en sus dudas sobre la concesión de un préstamo a un funcionario. Afeó al PSOE que hubiesen «mentido» desde que afloró este «escándalo» al haber dicho que los gastos los había fiscalizado el Tribunal de Cuentas cuando, según afirmó, no es así, pues en marzo del 2013 el tribunal prepara el análisis de las cuentas del 2008 y el préstamo fue en el 2009. «Non se poder vir aquí a desprezar á oposición», lamentó Rosendo Fernández. Todos los partidos acordaron en el pleno hacer públicas sus cuentas. El PP se adelantó y ayer las subió a su web.

El alcalde, por su parte, lo dejó claro. «Este alcalde non se vai mover de aquí», proclamó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos

«¿Pedir perdón de qué?», dice el PSOE de Ourense sobre el ron y la ginebra