Beiras se reúne con Vence para explorar la unidad nacionalista

El líder de Anova formaliza el diálogo con el BNG tras su escisión


santiago / la voz

El discreto almuerzo privado que ayer mantuvieron el líder de Anova, Xosé Manuel Beiras, y el portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, sirvió para formalizar los contactos exploratorios entre los números uno de ambas formaciones con el fin de trabajar por la unidad de acción del nacionalismo gallego. El encuentro, que tuvo lugar a petición de Vence, coronó los contactos telefónicos que ambos dirigentes mantuvieron en los últimos días y sirvió para que el Bloque empezara a limar asperezas con Beiras, después de que este último abandonara el frente nacionalista con sus adeptos del Encontro Irmandiño en febrero del 2012.

La reunión con Beiras responde a la hoja de ruta trazada por Xavier Vence para «establecer pontes» con el resto de las fuerzas nacionalistas al objeto de «explorar vías de colaboración» en un escenario político que se encuentra en plena transformación. Este fue el principal mensaje con el que Vence optó a la portavocía nacional del Bloque, cargo para el que fue elegido en la asamblea del pasado 17 de marzo, cuando trazó su compromiso para trabajar por la unidad del nacionalismo.

Y desde entonces, el BNG ha iniciado conversaciones y contactos en varios frentes. De un lado, su fuerza motriz, la UPG, estrechó sus lazos con pequeños grupos independentistas, como Nós-UP, Movemento pola Base (MpB), AGIR, AMI o Briga, con los que el pasado 3 de marzo participó en una marcha conjunta por la soberanía nacional.

Ronda de conversaciones

Aquella marcha dio pie después a una ronda de conversaciones, a las que también fueron convocados grupos como Causa Galiza o Adiante, las juventudes de la FPG. La invitación se llegó a cursar a la propia Anova, que en coalición con Esquerda Unida tiene 9 escaños en el Parlamento, si bien estos contactos no habían fructificado. Hasta ahora.

De hecho, el almuerzo entre Vence y Beiras, dos viejos conocidos de la Facultade de Económicas de Santiago, donde compartieron docencia y colaboraron en varios proyectos, pretende ser un punto de inflexión entre las relaciones entre el BNG y Anova, relación que ya se está engrasando en el día a día de la mecánica parlamentaria, donde ambas formaciones promovieron y firmaron ya varias iniciativas conjuntas. La intención del BNG y de Anova es sacar ahora estos contactos del ámbito privado y naturalizarlos dándoles la correspondiente publicidad, a través de una reunión conjunta de las ejecutiva nacional del BNG con la dirección permanente de Anova Irmandade Nacionalista, un encuentro para el que se empieza a hablar de fechas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos

Beiras se reúne con Vence para explorar la unidad nacionalista