La deuda de los ayuntamientos gallegos aumentó casi un 20% en el 2012

Vigo encabeza el ránking de ciudades que más aumentó su deuda, algo más del 21%, pero es A Coruña la que debe una mayor cantidad, 79,5 millones


Los ayuntamientos de Galicia aumentaron su deuda el pasado año en casi un 20% con respecto al ejercicio anterior, al pasar de 645,4 a 773 millones, mientras que, por el contrario, las diputaciones de la Comunidad Autónoma la redujeron.

Según datos del Ministerio de Hacienda, entre las ocho principales ciudades gallegas aumentaron su deuda viva A Coruña, Vigo, Ferrol y Santiago de Compostela, mientras que la redujeron en mayor o menor medida Ourense, Lugo, Pontevedra, Vilagarcía de Arousa y Narón.

A Coruña es la provincia con más deuda en términos absolutos del conjunto de sus ayuntamientos, un total de 325 millones, seguida de Pontevedra (234,95), Ourense (109,67) y Lugo (103,8). Por ciudades, Vigo encabeza el ránking de ciudades que más aumentó su deuda, algo más del 21%, para un total de 55 millones, pero es A Coruña la que debe una mayor cantidad, 79,5 millones seguida de Santiago, con 63,8 millones.

La deuda de la cuatro diputaciones gallegas disminuyó durante el 2012, especialmente en Lugo, donde se situó en 29,7 millones (-18,6%). La deuda de la Diputación de Pontevedra se situó en 91,2 millones (-12,2%), la de A Coruña en 67,7 millones (-15,5%) y la de Ourense en 56,1 (-0,7%).

En el conjunto del Estado, la deuda de las entidades locales en 2012 ascendió a 41.964,2 millones de euros, 6.545 millones más que en 2011, lo que supone un incremento del 18,4%. De esa cantidad, 35.290 millones se corresponde con lo que deben los ayuntamientos; 6.467,5 las diputaciones, consejos y cabildos insulares y 206,6 las entidades locales menores y mancomunidades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

La deuda de los ayuntamientos gallegos aumentó casi un 20% en el 2012