El auto de la Orquesta abre la puerta a nuevos procesos por corrupción política

El juez señala manejos del exalcalde de Cee para eludir multas


cee / la voz

El sumario de la operación Orquesta está salpicado de prácticas irregulares e indicios de conductas delictivas que no tienen que ver directamente con la adjudicación de obras públicas, pero que el juez instructor entra a considerar en algunos casos, mientras que en otros gira instrucciones para que se investiguen de manera separada.

Entre estos asuntos, destacan especialmente los supuestos manejos del entonces alcalde de Cee, Ramón Vigo, para esquivar multas de tráfico que le afectaban a él y a una tercera persona. En las conversaciones intervenidas los días 14 y 21 de enero del 2010 Vigo explicaría a dos interlocutores distintos que tiene pensado identificar a un portugués amigo suyo como conductor en una multa que le había sido impuesta a su Volkswagen Touareg el 27 de diciembre del año anterior. Esa sanción a nombre de João Moleirinho apareció en un cajón del despacho de la alcaldía durante los registros policiales.

En otra llamada interceptada el 19 de agosto del 2010, Vigo le indica a un policía: «Estáteme atento si llega alguna multa de Miguel Díaz eh, y me la traes, me la traes para arriba ¿vale?». Al día siguiente, el regidor se comunica con un primo suyo para señalarle: «... llamará a tu amigo [...] y dile que le acabo de safar 700 euros y dos puntos. Me llegaron las dos multas de tráfico, una de 500 euros y 6 puntos, por conducción de forma temeraria y otra de 200 euros más 4 puntos por no respetar las señales de los agentes y no detenerse cuando lo pararon».

Respecto a los temas en los que el juez pide que se libren «los testimonios oportunos para la formación de piezas separadas» resultan especialmente significativos los correos del alcalde de Fisterra a la conselleira de Traballo, Beatriz Mato, con supuestos candidatos a los puestos del geriátrico de Vimianzo y las grabaciones en las que se recogen las presuntas gestiones del regidor con la conselleira para la contratación de la pareja de Daniel Ogando de la Sierra, el empresario beneficiado en la trama.

Pese a que efectivamente la mujer consiguió el empleo de trabajadora social que estuvo desempeñando hasta hace unos meses, Mato afirmó ayer que ella no tuvo «nada que ver» y que «non hai ningunha investigación aberta» en relación con este asunto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

El auto de la Orquesta abre la puerta a nuevos procesos por corrupción política