La oposición urge a Feijoo a aclarar su relación con Marcial Dorado

Tras la publicación de unas fotos de los noventa en las que aparecen juntos, el presidente dice que dejó de verlo al saber que tenía causas pendientes


santiago / la voz

Unas fotografías publicadas el domingo por el diario El País en las que Alberto Núñez Feijoo y el narcotraficante arousano Marcial Dorado aparecen juntos en varios encuentros durante el año 1995 han provocado múltiples reacciones y, sobre todo, la exigencia de explicaciones inmediatas al presidente de la Xunta.

No tardó Feijoo en emitir un comunicado en el que detalla que se trata de imágenes de mediados de los noventa que se requisaron en un registro a Marcial Dorado, pero que siempre fueron descartadas en diferentes operaciones judiciales «por irrelevantes». En aquel momento, sostiene el presidente de la Xunta, el contrabandista -actualmente en la cárcel- no había sido condenado por ningún delito, y cuando se enteró de que Dorado tenía causas abiertas «rompín o contacto con esta persoa». La relación entre ambos surgió a raíz de un compañero de trabajo que tuvo el ahora presidente de la Xunta «e nun contexto de lecer, nunca no ámbito das miñas responsabilidades laborais».

Núñez Feijoo asegura que conoce desde hace tiempo la existencia de las fotografías, ya que desde hace años, «supoño que coa intención de amedrentarme, fixéronme chegar mensaxes privadas e insinuacións públicas de que se farían chegar aos medios de comunicación». El jefe del Ejecutivo gallego anunció ya que actuará «na defensa da miña honra», y que tanto su trayectoria personal como la profesional le permiten «ter a conciencia moi tranquila e actuar en consecuencia».

Si las explicaciones de Feijoo han sido instantáneas, las reacciones de la oposición, casi. Los tres grupos piden una comparecencia parlamentaria urgente y lamentan los argumentos del presidente de la Xunta, ya que aunque en el año 1995 Marcial Dorado no había sido condenado, sí había sido detenido por contrabando de tabaco y todo su entorno, sostienen, conocía sus actividades.

El nuevo portavoz del BNG, Xavier Vence, fue el más contundente al asegurar que las imágenes «desautorizan a Feijoo para representar ao noso país e non teñen a dignidade mínima». Vence recuerda que Feijoo ya era entonces un alto cargo de Sanidade «e xa era público daquela que Dorado estaba envolto en temas de contrabando». El BNG pedirá explicaciones urgentes y tomará una decisión que irá en la línea «de pedir a súa dimisión».

También el PSdeG pedirá la dimisión de Feijoo si las explicaciones no son convincentes. Su portavoz parlamentario, Abel Losada, lamentó la imagen de la propia comunidad autónoma, «que leva décadas intentando librarse da lousa do narcotráfico». Finalmente, AGE exige la misma comparecencia y recuerda que Marcial Dorado ya había sido detenido en varias ocasiones. «Por moito menos noutros países civilizados xa tería que ter dimitido», concluye.

Compromiso por Galicia cuestiona además si Dorado era por aquel entonces proveedor del Sergas, con lo que Feijoo, secretario de esta consellería, «debe dar máis explicacións».

Votación
38 votos

La oposición urge a Feijoo a aclarar su relación con Marcial Dorado