Al menos una semana más de lluvia

Galicia se verá afectada por sucesivos frentes, entre los que podría haber mejorías transitorias


redacción / la voz

Jill, un potente anticiclón sobre la península escandinava, ha aguado la Semana Santa en otra península situada más abajo, la ibérica. «Esa zona de altas presiones ha hecho un pasillo y que las borrascas atlánticas desciendan más de lo habitual y nos afecten de lleno», explicó ayer el delegado en Galicia de la Aemet, Francisco Infante. Con Jill, y con Christian, una gran borrasca al oeste de Irlanda, los frentes seguirán llegando, uno tras otro, los próximos días. «Entre línea de precipitaciones y línea de precipitaciones tendremos cortos períodos de mejoría, pero la Semana Santa va a ser lluviosa», dijo Infante.

La única duda, según su colega María Souto, de MeteoGalicia, es saber si lloverá más por la mañana o por la tarde, o si los chubascos serán más o menos intermitentes, «pero va a haber lluvia todos los días». Y también en todas partes. Desde las Rías Baixas y el resto de la provincia de Pontevedra, quizá la zona más afectada (ayer, en alerta amarilla junto con Ourense, se llegaron a registrar hasta las cuatro de la tarde 80 litros por metro cuadrado en Fornelos, 67 en Tui y 63 en Cotobade). Hasta la parte más oriental de A Mariña, posiblemente más a salvo del agua, aunque no impermeable. «Caerá menos cantidad, pero caerá algo», apuntó María Souto. Los paraguas, además, no serán patrimonio exclusivo de Galicia esta Semana Santa. Lloverá en toda la Península y las precipitaciones solo serán más débiles y ocasionales en Levante, Cantábrico oriental, cuenca del Ebro y Baleares. Únicamente Canarias disfrutará de tiempo seco, por obra de otro anticiclón.

Las temperaturas, eso sí, no serán frías en Galicia, donde apenas habrá oscilación térmica (las máximas estarán entre los 13 y los 15 grados y las mínimas, entre los 8 y 10). «Pero tampoco serán valores cálidos y la sensación será desapacible por la humedad», comenta Souto.

Invierno húmedo

Esa sensación es la que ha arrastrado Galicia prácticamente todo el invierno, que ha resultado ligeramente cálido -con 8,4 grados de media frente a los 8 del promedio climático-, pero bastante húmedo: el valor normal son 482 litros por metro cuadrado y se recogieron 650 entre diciembre y febrero, un 35 % más. Y las lluvias no han cesado. La Aemet, de hecho, considera probable que este marzo supere en el conjunto de España al marzo más lluvioso desde que hay mediciones, es decir, desde 1947.

Tampoco se prevén cambios inmediatos en el panorama atmosférico. Según los meteorólogos, los modelos de predicción siguen vislumbrando agua. «Lloverá al menos una semana o diez días más. Puede que la situación cambie algo a mediados de la próxima semana, pero el plazo es demasiado largo como para que el pronóstico sea fiable», dice Infante. María Souto suscribe la previsión: «¿Tiempo seco? No, no se ve anticiclón. El tiempo seguirá inestable». Lo positivo de tanta lluvia es que la sequía meteorológica que comenzó en el 2011 ha pasado ya a la historia.

Votación
6 votos

Al menos una semana más de lluvia