Aymerich defiende que sus críticas son para construir puentes


Carlos Aymerich, el líder de la corriente Abrente, una fuerza que ha rechazado participar en la nueva dirección del frente, mostró ayer su respeto por la decisión mayoritaria de la organización, construida sobre una mayoría aritmética, y defendió que el voto particular de los suyos busca construir alianzas y puntos de encuentro. Durante su intervención por la mañana en el pleno de la asamblea, el líder de Abrente llamó a construir alianzas y a consensuar candidaturas unitarias para las próximas elecciones municipales.

El que fue portavoz parlamentario del Bloque, que hoy formalizará el abandono de su acta de diputado para reincorporarse a la Universidade da Coruña, entiende que el BNG ha perdido una oportunidad histórica para refundarse como organización, abandonar el modelo de frente y sentar unas nuevas bases para recuperar el apoyo electoral perdido los últimos años.

Esa es la razón principal esgrimida por su corriente para desmarcarse del mayoritario consenso logrado ayer y no tomar parte en ninguno de los órganos de dirección del frente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Aymerich defiende que sus críticas son para construir puentes