El Bloque tiende un puente hacia Beiras

Resulta llamativo que la historia del nacionalismo gallego se siga articulando, tres lustros después, en torno a los mismos nombres, aunque ahora cambiados de sitio


redacción la voz

En la compleja relación que Xosé Manuel Beiras mantuvo con Paco Rodríguez, el referente ideológico de la Unión do Povo Galego (UPG), la figura de Xavier Vence llegó a ser un elemento de fricción. A finales de los años noventa, Beiras, catedrático de Estructura Económica desde 1980, utilizó toda su influencia en el tribunal para que Vence, su protegido, se alzara con la cátedra de Economía Aplicada en detrimento de aspirantes como María do Carmo García Negro, miembro de la UPG. Rodríguez no llevó bien aquella elección. Y también le contrarió que, en un consello nacional celebrado por el BNG en marzo del año 2000, los beiristas vetaran otra vez a la profesora García Negro como senadora autonómica para inclinar la balanza en favor de un Anxo Quintana que tres años más tarde acabaría desplazando al propio Beiras.

Resulta llamativo que la historia del nacionalismo gallego se siga articulando, tres lustros después, en torno a los mismos nombres, aunque ahora cambiados de sitio. Vence, aquel dique que utilizó Beiras para contener a la U, es ahora la persona elegida por el partido hegemónico del Bloque para tender puentes con quien fuera su mentor. Es una inversión de futuro, sobre todo después de que la escisión de Beiras del BNG se saldara también con una sangrante fuga de votos hacia la plataforma Alternativa Galega de Esqueda (AGE).

Esta es la principal lectura que cabe extraer de la asamblea nacional que el Bloque celebrará la semana próxima, y que ayer se encargó se perfilar el consello nacional con la candidatura única que se presentará al cónclave. Entre los seis puestos de cabeza figuran tres piezas estratégicas de la UPG (Bieito Lobeira, Francisco Jorquera y Montse Prado) para atar en corto el rumbo de la organización, pero se entremezclan con otros tres perfiles proclives a favorecer el diálogo con Beiras.

Xavier Vence se convertirá en la pieza angular del nuevo BNG, pero a su lado tendrá a Goretti Sanmartín, profesora en la Universidade de Santiago y número dos de la lista única, que antes de la asamblea de Amio estuvo muy próxima a la tesis que defendía el Encontro Irmandiño de Beiras. Se incorpora también a la dirección la eurodiputada Ana Miranda, número cuatro de la lista, vinculada familiarmente con Beiras, pues es madre de una de sus nietas, y es reseñable que el propio Paco Rodríguez refrendara el paso atrás que dio hace un año en Amio y que muestre su vocación de quedarse fuera de la futura ejecutiva, en tanto que ocupa el discreto número 41 de la candidatura.

Falta por ver todavía cómo se organiza Anova, la marca política de Beiras, que celebrará su asamblea en junio, en la que muy probablemente se apuntale al veterano dirigente nacionalista como portavoz nacional y se muestre a Martiño Noriega, alcalde de Teo, como apuesta de futuro. Pero, más allá de eso, el puente para el futuro entendimiento ha empezado a construirse y podría arrojar algún resultado para la próxima cita electoral marcada en el calendario: las europeas de junio del 2014. El BNG trabaja con esa hoja de ruta. El tiempo dirá si Anova muestra la misma disposición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
35 votos

El Bloque tiende un puente hacia Beiras