Baltar hijo declara dos coches como sus únicas propiedades

Ha solicitado un crédito de 250.000 euros para construir un chalé


ourense / la voz

Fue una de sus primeras promesas tras suceder a su padre al frente de la Diputación ourensana en febrero del 2012 y José Manuel Baltar la cumplió ayer. El presidente provincial reformó el anticuado reglamento interno de la institución, del año 1988, e incluyó la obligación de publicar anualmente la declaración de bienes de los diputados. Consensuó con la oposición que todos ellos debían hacer entrega de la suya antes del 15 de marzo. Él decidió adelantarse y lo hizo ayer. Además, distribuyó los datos a los medios y los colgó en la web de la Diputación y en las redes sociales.

Baltar no se reservó nada. Practicó el desnudo integral pese a que lo acordado inicialmente con la oposición era publicar tan solo un extracto. El presidente ha dado a conocer el formulario completo y ha aportado, además, la nómina de febrero (ingresó 3.397,01 euros de la Diputación), los trienios de su plaza de funcionario en Medio Rural (299,68 euros) e incluso su declaración de la renta del año 2011 -con una base imponible de 68.821,84 euros-, que le salió a devolver 1.081,56 euros. En ese ejercicio José Manuel Baltar ejercía todavía como vicepresidente del Parlamento gallego.

El ahora presidente provincial no declara más que dos propiedades, las de sus dos vehículos. Amante confeso y coleccionista de reliquias de los Beatles, no podría faltar en su garaje un Volkswagen Beetle. Su otro coche es un BMW X5 que aún está pagando. También ha necesitado de un préstamo para construir una vivienda unifamiliar. Solicitó 250.000 euros para levantar el chalé, que actualmente está en obras en el municipio de Esgos, donde él es edil y donde nació su padre, José Luis Baltar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Baltar hijo declara dos coches como sus únicas propiedades