«El gasto en cemento era necesario, pero ahora tenemos que innovar»

Calcula que Galicia recibirá más de 3.000 millones de la UE hasta el 2020


santiago / la voz

Fue el hombre de la Xunta en Bruselas en la última etapa de Fraga y ahora lo es con Feijoo. Jesús Gamallo pone en valor el respaldo del Consejo Europeo a la red de seguridad que, a falta del refrendo del Parlamento, garantiza a Galicia 2.000 millones en fondos estructurales hasta el 2020, pese a saltar de las regiones pobres al de las desarrolladas. Gamallo señala que el reto ahora es potenciar el cambio del modelo económico, con menos cemento y más innovación.

-Verá la botella medio llena.

-Hay que verla casi llena. Porque recibiremos la máxima intensidad de las ayudas de las regiones en transición (75-90 %), a pesar de que nuestro PIB pasa del 90 % de la media europea.

-Aunque Galicia pierde unos 200 millones sobre la idea inicial de la Comisión Europea de dotar la red de seguridad con el 66 % de los fondos actuales.

-Pero esa propuesta la hizo sobre la base de más de un billón de euros de presupuesto, y el Consejo Europeo aprobó 959.000 millones. Son 73.000 menos que la propuesta de la Comisión y 33.000 menos que el actual. Tiene una cierta lógica que la red se quede en un 60 %.

-Falta todavía el refrendo final del Parlamento Europeo.

-Sí, porque tiene poder de veto sobre el marco financiero global y puede enmendar el reglamento marco. Creo que el Parlamento aprobará el acuerdo del Consejo. Rechazarlo sería una confusión tremenda para Europa.

-¿Además de los 2.000 millones de la cohesión, cuánto captará Galicia del resto de fondos?

-Hay que esperar a ver cuánto nos corresponderá por cooperación transfronteriza, agricultura y pesca. Pero la cuenta se completará con el cheque compensatorio de cohesión, por el que España recibirá más de 1.800 millones. Y con un fondo especial en el marco de la política agrícola común, con 500 millones para España. Y el fondo de empleo juvenil, por el que España aspira a 2.000 millones. Estas partidas cerrarán la cuenta final.

-¿Esa cuenta podría duplicar los 2.000 millones iniciales?

-Más de 3.000, con seguridad.

-Será la última etapa con fondos de esa intensidad para Galicia.

-Es probable. Pero las regiones más desarrolladas también tienen fondos de cohesión. Y a partir del 2020, los tendríamos. Sin red de seguridad, estaríamos en el entorno de los 300 millones.

-La reflexión es la misma. Tras más de 30 años con un colchón confortable de fondos, la UE cerrará el grifo en el 2020. Habrá que aprovechar cada euro.

-Para el 2020 falta mucho. Lo que debemos hacer es trabajar para invertir bien el dinero. Porque ahora se nos exige una estrategia de especialización inteligente, básicamente para el ámbito de la innovación, que en la Xunta ya está en marcha.

-Innovación y no cemento.

-Debemos cumplir el modelo de desarrollo que marca la UE: una apuesta por el capital humano, innovación, investigación, tecnologías de la información, eficiencia energética, fomento del empleo, medio ambiente. Será una política orientada a resultados. Y las prioridades de desarrollo de la Comisión coinciden con las de la Xunta. También nos interesa la demografía.

-¿Cómo se concretaría la estrategia en el ámbito demográfico?

-Además del fondo social, intentaremos dinamizar un lobby de regiones afectadas en la UE, para poder influir ante la Comisión y el Consejo, y que sus políticas también ayuden a tratar las dificultades de las regiones en relación con la demografía.

-Galicia pasó de un PIB inferior al 75 % de la media europea a rebasar el 90 %. ¿En qué medida es un efecto estadístico por la ampliación de la UE a 27?

-El efecto estadístico es una cosa del pasado. En esta negociación ya no hubo ninguna variable por el efecto estadístico.

-Pero en la práctica ayudó a inflar esa renta media.

-Sí, pero no se ha establecido una cuantificación. En la larga y muy compleja negociación de este escenario financiero no se tuvo en cuenta la variable del efecto estadístico, por la que fueron compensadas muchas comunidades en el anterior.

-¿Ha gastado bien Galicia los 20.000 millones que ha recibido de la UE desde 1986?

-Es evidente. Hay cosas que se pueden mejorar. Pero la cuenta final sale. En una región que sale con una renta inferior al 75 % de la media y supera el 90 %, la Comisión entiende cumplido el objetivo de la cohesión, que es avanzar en la convergencia. Esto no ha sido así en otras regiones.

-Las obras sin uso delatan que sí hubo un abuso del cemento.

-España tuvo muchas necesidades de infraestructuras. Se invirtió mucho dinero, pero era necesario. Hablamos de las grandes autovías, del AVE. Tenemos unas infraestructuras impecables. Faltan algunas. Y lo que tenemos que hacer a partir de ahí es potenciar otros ámbitos de desarrollo. Innovación al final es hacer lo que sabes hacer, pero de forma más eficiente.

-¿Precisa Galicia otra mentalidad para ser más eficiente?

-Necesitamos un cambio de mentalidad para que el modelo de desarrollo por el que estamos apostando, y que será financiado por los fondos hasta el 2020, cumpla los objetivos. No tengo duda de que así será.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

«El gasto en cemento era necesario, pero ahora tenemos que innovar»