Atraca dos bancos y lo capturan tomando cañas en el bar de enfrente

El asaltante estuvo hablando con los clientes con toda naturalidad hasta que, 45 minutos después, fue localizado por la Policía Nacional


Vigo / La Voz

No hay nada mejor que una caña y una tapa de arroz para reponerse de una atareada mañana de atracos. Eso fue lo que ocurrió ayer en Vigo. Un hombre de 43 años madrugó y a las 8.45 horas atracó armado con un cuchillo de cocina una sucursal de NCG Banco en la calle Tomás A. Alonso, a la altura de Peniche, y huyó con 600 euros. Los testigos lo describieron como un individuo de 1,80 metros, delgado y con melena. Hora y media después, el mismo asaltante dio un golpe en otra oficina, a las 10.15 horas. En esa ocasión, el atracador se presentó en el Banco Gallego, en la calle Coruña, situada a 500 metros del primer asalto, y mostró una mano escondida en sus ropas, como si llevase un arma. La policía no ha informado de la cuantía obtenida, pero podría ser menor.

Luego, el asaltante cruzó la plaza y entró en el bar Los Sauces, situado enfrente. Se sentó en una mesa y pidió una caña de cerveza y una tapa de arroz. Hizo varios comentarios a los clientes con total naturalidad.

La Policía Nacional dio vueltas por el barrio en busca del sospechoso y lo localizó en 45 minutos. Los agentes entraron a las once de la mañana en el bar y cachearon al sospechoso en el aseo. Le decomisaron el cuchillo con el que perpetró los asaltos y un gran fajo de billetes. Salió esposado, según comerciantes de la zona. Estaban sorprendidos por la «temeraria» actitud del implicado. Un testigo lo reconoció como un vecino del barrio de Coia que podría ser drogodependiente. Es el segundo atracador detenido en dos días en Vigo solo unos minutos después de sus asaltos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Atraca dos bancos y lo capturan tomando cañas en el bar de enfrente