El penúltimo vial en concesión eleva a 46 millones los peajes en la sombra


santiago / la voz

La autovía que une la A-52 con Celanova (AG-31) es el penúltimo mojón en el itinerario de la Xunta para escapar del sistema concesional. Este procedimiento de inversión extrapresupuestaria en el que los Gobiernos de Fraga, Touriño y Feijoo vieron la opción de acelerar infraestructuras es hoy un monstruo que hipoteca una parte cada vez mayor de las cuentas. En el 2009, cuando estaban en servicio los tres primeros viales con esta fórmula, la Xunta pagó 15 millones. Este año, ya con la AG-31, abonará 46. Ahora admite el abuso de un sistema con fuertes sobrecostes.

Santiago-Brión, AG-11 y AG-41

El Ejecutivo de Fraga las proyectó, con Feijoo al frente de Infraestruturas, y el bipartito las abrió al tráfico. Esto aplacó el debate que, en el 2003, rodeó la aprobación de la ley que regula el mecanismo concesional para contratar obra pública en Galicia, con tesis enfrentadas entre el PP y la oposición que formaban PSdeG y BNG. Con los 39 millones presupuestados para este año, la Xunta habrá pagado 120 desde el 2008 a las concesionarias de esas tres autovías.

AG-31 y Carballo-Berdoias

El peaje de la AG-31 costará este año 6,8 millones. Su apertura deja el futuro vial de la Costa da Morte como el último que se construirá en concesión. La Xunta logró contratar al tercer intento un proyecto que destapó las dificultades de las empresas para obtener liquidez, pese a sus cifras suculentas. La obra ronda los 200 millones, pero la concesión de su gestión y mantenimiento por 25 años suma 745.

La AG-53 y el hospital de Vigo

La renuncia a este sistema para desdoblar el corredor de O Morrazo, que relega las obras al 2015, dejará como guinda la privatización de la AG-53 (Dozón-Ourense). La Xunta ofertará un negocio de 1.552 millones hasta el 2057, y solventará una deuda de 150. Pero el coste seguirá creciendo al extender la fórmula a la sanidad, que abandera el hospital de Vigo. La Administración habrá pagado en el 2040 más de 1.300 millones por gestionar un complejo que cuesta 375. También en ese hospital, los problemas para cerrar la financiación ralentizan las obras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El penúltimo vial en concesión eleva a 46 millones los peajes en la sombra