El pleno del Parlamento gallego, suspendido tras el plantón de la oposición y las protestas del naval

Diputados de AGE entraron en la tribuna de invitados con trabajadores de Navantia y comenzaron a corear consignas de protesta

navantia.Protestas de los trabajadores de Navantia en la tribuna del Parlamento
Protestas de los trabajadores de Navantia en la tribuna del Parlamento

Santiago

Una protesta protagonizada en la tribuna de invitados por parte de trabajadores del naval que habían entrado en O Hórreo con diputados de AGE ha obligado a suspender el pleno del Parlamento gallego durante diez minutos. Los diputados de AGE comenzaron a corear consignas con los trabajadores del naval a favor del dique flotante para Ferrol. Antes, los servicios de seguridad del Parlamento impidieron la entrada de trabajadores de Navantia que llevaban camisetas reivindicativas. Los diputados de AGE se unieron también a las protestas de un grupo de los PAS de la Universidade de Santiago que lograron acceder también a la tribuna de invitados y corear desde allí consignas contra los recortes universitarios.

Antes de la suspensión del pleno y cumpliendo el guión pactado ayer, los tres grupos de la oposición parlamentaria, PSdeG, AGE y BNG, llevaron un plante conjunto en el Parlamento de Galicia, una medida «firme e contundente», así definida por ellos mismos, para protestar contra la restricción del régimen de visitas de ciudadanos a la Cámara autonómica, después de que la presidenta, Pilar Rojo, decidiera retirarle el cupo de invitados que tenían los grupos políticos en aras de mantener el orden público en las dependencias de O Hórreo.

La tensión llegó a tal extremo que el Parlamento gallego llegó a suspender la emisión del pleno a través de su página web. Los servicios de la Cámara justificaron la decisión en que no tiene sentido emitir algo que está interrumpido.

Inicialmente, todos los diputados se incorporaron esta mañana a su escaño en el hemiciclo, pero antes de que diera comienzo el pleno de toma en consideración de los Presupostos de la Xunta, los portavoces solicitaron una cuestión de orden para reprobar la decisión de Pilar Rojo.

El primero en hablar fue Abel Losada (PSdeG), y lo hizo para expresar su «radical rexeitamento» a la decisión de limitar el cupo de invitados de las fuerzas políticas. «Extralimítase», le dijo a la jefa de la casona de O Hórreo, a la que acusó también de intentar «secuestrar a vontade popular».

Francisco Jorquera (BNG) aludió, al igual que el portavoz socialista, al artículo 69 del reglamento de la Cámara, donde se consagran las sesiones públicas del Parlamento, y advierte que la decisión aplicada por Rojo no se halla entre las «excepcións» reflejadas en la normativa. El número uno de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), Xosé Manuel Beiras, valoró como «unha falta de respecto inconmensurable a la ciudadanía la decisión de Pilar Rojo, remarcando que «o feito de tratar como vándalos» a los invitados del público, solo provoca que la presidenta y el Parlamento actúe con vandalismo.

Tras esas palabras, y visto que Rojo no modificó su decisión, todos los diputados de la oposición abandonaron la sesión y solo se quedaron sus portavoces (Pachi Vázquez, Xosé Manuel Beiras y Francisco Jorquera) para defender la posición de cada grupo ante los presupuestos. Antes de que desalojaran, Pilar Rojo mostró su disposición a debatir con la oposición su medida «en calquera momento», y les recordó que les fue remitido a cada grupo un informe jurídico de los servicios de la Cámara en el que se respalda la decisión de la presidenta.

Votación
40 votos

El pleno del Parlamento gallego, suspendido tras el plantón de la oposición y las protestas del naval