La jueza y la Audiencia dictan órdenes para que el exconcejal no salga del país


El exconcejal lucense se encontró ayer con dos órdenes distintas de prohibición de salir del país. El auto de la Audiencia Provincial de Lugo permitía a la instructora decretar las medidas que estimara necesarias para Liñares después de que este abandonase la cárcel de Bonxe en la tarde del pasado lunes. Pilar de Lara acordó comunicarle la prohibición de abandonar el territorio nacional y, posteriormente, llegó otra prohibición de la Audiencia en el mismo sentido. Este último auto era ampliatorio del emitido 24 horas antes en el que le imponían al exedil socialista la obligatoriedad de comparecer diariamente en el juzgado.

Precisamente ayer fue el primer día que Liñares echó la primera firma en el juzgado en su recién estrenada libertad después de haber permanecido tres meses y medio en la cárcel. Algunos periodistas lo esperaron desde las ocho y media de la mañana en las puertas del juzgado, pero él prefirió tomarse las cosas con calma en su primera mañana en libertad. Compareció, acompañado de su procuradora, en torno a la una de la tarde para hacer un periplo judicial. Primero fue a la Audiencia, luego a la oficina de firmas y después al juzgado instructor. No hizo declaraciones.

Ayer Orozco no quiso pronunciarse sobre la libertad del que fuera su brazo derecho en el gobierno municipal durante muchos años. «Só comentar que confío en que a Xustiza actúe con dilixencia. Reitero que hay que respectar a presunción de inocencia», dijo. Por su parte, Gómez Besteiro, presidente de la Diputación de Lugo recordó: «Hay que respetar la presunción de inocencia, guste o no guste».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La jueza y la Audiencia dictan órdenes para que el exconcejal no salga del país