Las cifras de parados siembran la crispación en el Parlamento

Los diputados de AGE abroncan a Feijoo en la primera sesión de control


Santiago / La Voz

El Parlamento gallego renovado en las autonómicas del pasado 21 de octubre no tiene nada que ver con el de la anterior legislatura. Por si hubiera lugar a alguna duda, a Feijoo le quedó ayer claro que pese a gozar de una mayoría más holgada que en su primer mandato, también tendrá que bregar con una oposición mucho más bronca y decidida a ponerlo contra las cuerdas. El debate sobre las cifras del paro, el plato fuerte de la primera sesión parlamentario de control, sirvió para medir la nueva escena político, en la que se produjo una intensa bronca política, se intercambiaron insultos y llamadas al orden, que acabaron con un plantón de Xosé Manuel Beiras.

Expresiones como la de «delincuentes» o «non tedes puta idea», dirigidas a los diputados del PP desde las bancadas de Alternativa Galega de Esquerda (AGE) elevaron la tensión del debate, que tanto el PSOE como la coalición de Beiras llevaron al terreno del desempleo.

Si el socialista Pachi Vázquez preconizó que la cifra de parados rebasará el próximo año las 300.000 personas, la viceportavoz de AGE, Yolanda Díaz, dio por hecho que era ya mucho más elevada, pero que estaba maquillada debido a que no se computaban como altas a aquellas personas que carecen de trabajo, pero que asisten a cursos de formación.

«¿Ten a conciencia tranquila, señor Feijoo?, ¿durme polas noites?», le preguntó retóricamente Díaz al presidente de la Xunta, en una intervención especialmente dura, en la que aludió a los 119.000 parados que no perciben ningún tipo de prestación o a las 80.000 hogares gallegos en el que todos los miembros de la familia están sin trabajo. El líder socialista, Pachi Vázquez, se encargó previamente de calentar el debate preguntando por el mismo asunto y acusando a Feijoo de no tener «nin unha soa idea, nin unha soa proposta» para que pueda remontar la situación, a la vez que lo acusó de ser el «responsable da destrución do sistema financeiro».

«Capacidade de indignación»

Pero a partir de ese momento, el debate subió de tono. Feijoo admitió que las cifras del paro era «malas sen paliativos», pero insistió en que Galicia está en una mejor posición que otras comunidades autónomas. Beiras, que desde su escaño hacia gestos como de director de orquesta cada vez que aplaudían los diputados del PP, abroncó al presidente espetándole: «O Goberno sodes vós e non nós». La presidenta, Pilar Rojo, lo llamó de inmediato al orden, recordándole que no tenía la palabra. «Pero teño capacidade de indignación», replicó con aspavientos el dirigente nacionalista, instantes antes de abandonar su escaño cuando estaba interviniendo Francisco Jorquera (BNG).

El jefe del Ejecutivo aguantó el tirón y se rearmó contra la oposición. A Pachi Vázquez le dijo que las ayudas a emprendedores crecerán un 24 % y a Díaz, a la vez secretaria general de EU-IU, le recriminó que en su pregunta «todo sería máis coherente se vostedes non gobernaran na comunidad que ten o 35 % de paro», en una alusión a Andalucía. Esa referencia fue reprobada con gritos por los diputados de AGE, mientras instantes después otro compañero de escaño, David Fernández se dirigía al PP cuando se debatía sobre el decreto del gallego para calificarlos de «delincuentes» y espetarles: «Non tedes puta idea». Una expresión que a punto estuvo de costarle la expulsión.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

Las cifras de parados siembran la crispación en el Parlamento