Gritos e insultos en la primera sesión de control en el Parlamento

Un plantón parlamentario de Xosé Manuel Beiras y expresiones como «delincuentes» o «non tedes puta idea», imputadas al PP, sirvieron esta mañana para inaugurar las sesiones parlamentarias de control de la nueva legislatura


Santiago

Un plantón parlamentario de Xosé Manuel Beiras y expresiones como la de «delincuentes» o «non tedes puta idea», imputadas al PP, sirvieron esta mañana para inaugurar las sesiones parlamentarias de control de la nueva legislatura al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, a quien el grupo Alternativa Galega de Esquerda (AGE) y el PSdeG intentaron poner contra las cuerdas al afear su gestión con las cifras del paro en Galicia y vaticinar que la comunidad se rebasará la barrera de los 300.000 desempleados.

«¿Ten a conciencia tranquila, señor Feijoo?, ¿durme polas noites?», le preguntó retóricamente la viceportavoz de AGE, Yolanda Díaz, en una intervención especialmente dura, en la que aludió a los 119.000 parados que no perciben ningún tipo de prestación o a las 80.000 hogares gallegos en el que todos los miembros de la familia están sin trabajo. El líder socialista, Pachi Vázquez, se encargó previamente de calentar el debate preguntando por el mismo asunto y acusando a Feijoo de no tener «nin unha soa idea, nin unha soa proposta» para que pueda remontar la situación.

Feijoo admitió que las cifras del paro era «malas sen paliativos», pero insistió en que Galicia está en una mejor posición que otras comunidades autónomas. «Comparto que a preocupación é o paro», concedió Feijoo, ante lo cual Beiras lo abroncó desde su escaño espetándole: «O Goberno sodes vós e non nós». La presidenta, Pilar Rojo, lo llamó de inmediato al orden, recordándole que no tenía la palabra. «Pero teño capacidade de indignación», replicó con aspavientos el dirigente nacionalista, instantes antes de abandonar su escaño cuando estaba interviniendo Francisco Jorquera (BNG).

El jefe del Ejecutivo aguantó el tirón y se rearmó contra la oposición más bronca que le aguarda en esta legislatura. A Pachi Vázquez le dijo que las ayudas para los emprendedores crecerán un 24 % y permitirán crear 9.000 empleos y a viceportavoz de AGE y secretaria general de EU-IU le recriminó que en su pregunta «todo sería máis coherente se vostedes non gobernaran na comunidad que ten o 35 % de paro», en una alusión a Andalucía que fue censurada por los diputados de Alternativa. Instantes más tarde, uno de ellos, el ourensano David Fernández Calviño, levantó la voz desde su escaño llamándole «delincuentes» a los miembros del PP y, justo cuando se debatía una cuestión relacionada con la política lingüística, abundó: «Non tedes puta idea», expresión que fue reprobada por Pilar Rojo, que lo emplazó a actuar con educación: «É vostede un deputado autonómico», le recordó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
128 votos

Gritos e insultos en la primera sesión de control en el Parlamento