Herido un cazador en Guitiriz por un disparo de la escopeta de su hijo

El lesionado, que está fuera de peligro, fue hospitalizado porque algunos restos de munición le afectaron a un brazo

la voz

Un cazador de Guitiriz resultó herido al ser alcanzado por un disparo que presuntamente efectuó su hijo en el transcurso de una cacería de zorro. El incidente se produjo en la jornada del domingo. El afectado fue hospitalizado en Lugo para extraerle los restos de perdigones que quedaron incrustados en su cuerpo.

El suceso ocurrió en la zona de O Buriz, en el municipio de Guitiriz. Según indicaron diversas fuentes, era ya al final de la jornada de la cacería cuando A.C.R. resultó alcanzado por la munición. Al parecer, esta procedía de un disparo efectuado instantes antes por su hijo, M.C.

Según la versión obtenida entre algunos cazadores de la zona, dos perdigones alcanzaron en un brazo al vecino del lugar de O Penediño. En un principio, no fue planteada su evacuación desde el mismo lugar del accidente porque no se apreció extrema gravedad.

Parece que A.C.R., fue acompañado a su casa y desde esta fue trasladado por sus familiares hasta el centro de salud de Guitiriz, donde decidieron que fuese enviado al hospital lucense ante la imposibilidad de abordar en el PAC la extracción de los restos del disparo que le alcanzó de manera colateral.

El lesionado pasó toda la jornada de ayer ingresado. Los cirujanos le extrajeron uno de los restos de munición que tenía en un brazo, pero optaron por esperar para quitarle el otro. Su estado no revestía gravedad, aunque algunos cazadores expresaron que la suerte estuvo de su parte porque si la munición le hubiese alcanzado en otra parte del cuerpo posiblemente las consecuencias hubieran sido muy diferentes.

El percance ocurrió en una zona boscosa, no muy alejada del lugar donde reside el afectado, que al igual que su hijo es un experto cazador. Ambos llevan muchos años saliendo con periodicidad con otros vecinos que forman parte de uno de los cotos de la zona. Algunos de sus compañeros destacaron que el hecho no había sido más que un incidente que, por fortuna, no tuvo graves consecuencias. La Guardia Civil abrió un atestado para conocer los pormenores del suceso.

Este es el segundo percance de caza que se produce esta temporada en la provincia de Lugo, y el cuarto en Galicia. Hace algo más de un mes, aproximadamente, murió un joven cazador en la parroquia vilalbesa de San Simón da Costa. El arma que portaba se disparó accidentalmente cuando procedía a subir por encima de un montículo. Ese mismo día murió otro joven cazador en Vila de Cruces (Pontevedra) al ser alcanzado por un disparo de un compañero que lo confundió con un jabalí. En Carballo, otro cazador resultó herido en un brazo.

Votación
3 votos

Herido un cazador en Guitiriz por un disparo de la escopeta de su hijo