Un cazador mata a otro de un tiro al confundirlo con un jabalí

Participaban en una montería en el monte do Carrio, en Vila de Cruces


Lalín / La Voz

La batida de jabalí que realizaba ayer una cuadrilla de cazadores de las localidades pontevedresas de Silleda y Fontao en el monte do Carrio, en Vila de Cruces, terminó en tragedia: hacia las 16.20 horas, un disparo en el pecho acabó con la vida de Adrián Areán Filloy, de 23 años y vecino de Graba (Silleda). La Guardia Civil investiga el caso y ha tomado declaración a varios participantes en la batida para tratar de esclarecer los hechos.

Una de las hipótesis que se baraja es que el infortunado joven pudo haber abandonado la posición asignada, con la mala fortuna de que un compañero de cuadrilla, tras observar el paso de jabalíes por la zona que ocupaba el fallecido y oír ruidos detrás de unas ramas, disparó y alcanzó a Adrián Areán con un tiro mortal. Algunos cazadores presentes en la batida apuntaban que la víctima no llevaba chaleco, una medida de precaución recomendable para hacerse visible sobre todo en la modalidad de gancho de caza mayor, pero que no es obligatoria. Varios de los participantes se encontraban en una zona más elevada del monte, recogiendo alguna pieza abatida, cuando oyeron el disparo que acabó con la vida del joven. El suceso se produjo en una zona del monte do Carrio de muy difícil acceso, cerca del río Deza, lo que dificultó el rescate del cadáver del cazador

Votación
137 votos

Un cazador mata a otro de un tiro al confundirlo con un jabalí