La jueza imputa a Orozco por cohecho y tráfico de influencias

El regidor de Lugo fue citado para que declare el día 22 sobre el caso Pokémon

E. G. Souto X. Carreira
vigo, lugo / la voz

El alcalde de Lugo, José Clemente López Orozco, está imputado en la operación Pokémon. El regidor deberá comparecer el próximo día 22 para prestar declaración porque la jueza Pilar de Lara trata de saber si ha incurrido en presuntos delitos de cohecho y tráfico de influencias en algún momento de los nueve años en los que estuvo en la corporación municipal, que él presidió, su compañero de partido y brazo derecho Francisco Fernández Liñares, eje de la trama. Este exedil es el único implicado de este caso que permanece encarcelado.

Desde la detención y encarcelamiento de Liñares comenzó a manejarse la posibilidad de que el nombre del alcalde de Lugo estuviese en una lista de cuarenta imputados elaborada por la jueza De Lara. El propio Orozco, en el mes de octubre, se presentó ante la jueza para decirle a esta que quería declarar en el marco de las diligencias de la operación Pokémon, sin embargo la magistrada no aceptó esa intervención anticipada por considerarla totalmente extemporánea.

Orozco tuvo que esperar hasta ayer, explicaron algunas fuentes, para conocer oficialmente su imputación. La citación fue para el día en que estaba anunciado el pleno para debatir el estado del municipio. Esa sesión tendrá que ser suspendida, porque todo apunta a que la declaración del regidor va a ser muy larga. Al parecer, son múltiples las cuestiones a las que tendrá que responder porque los frentes abiertos en el Concello de Lugo por parte del equipo de investigadores que trabaja para la jueza son numerosos.

La versión de Liñares

El hecho de que las diligencias se encuentren bajo secreto impide confirmar algunas versiones que apuntan a que Liñares en ningún momento de sus numerosas declaraciones lo responsabilizó de irregularidades ni de cobro de sobornos por adjudicaciones. Sin embargo Orozco va a tener que responder casi con toda seguridad a algunas adjudicaciones polémicas y en fase de investigación como son la ORA y el servicio de grúa municipal.

En la hoja de ruta de los investigadores también se encuentran los contratos de la publicidad en los autobuses urbanos, diversas obras efectuadas en calles de la ciudad, la tramitación de las retiradas de coches del depósito municipal, varios patrocinios de empresas relacionadas con la trama e incluso algunas oposiciones en las que estuvo Liñares y documentos hallados en la casa de este.

Votación
37 votos

La jueza imputa a Orozco por cohecho y tráfico de influencias