La factoría de tapones solidarios

Tomiño reúne diez toneladas para un niño enfermo y ayudará a tres más

Sesenta voluntarios de toda Galicia se dieron cita en la plaza de abastos de Tomiño para clasificar los plásticos.
Sesenta voluntarios de toda Galicia se dieron cita en la plaza de abastos de Tomiño para clasificar los plásticos.

vigo / la voz

Diez toneladas de tapones harán la vida más fácil a Álex. Esta ha sido la cantidad que el banco de tapones de Tomiño ha conseguido recaudar en el último mes y medio a través de más de ochenta puntos de recogida distribuidos por toda Galicia. Miles de personas de la comunidad los han estado «ahorrando» para que este niño de Vigo de cinco años de edad con parálisis cerebral pueda andar. Y trabajan para ayudar a tres niños más.

Sus padres lograron hace un mes reunir 6.000 euros para comprarle un andador gracias a una iniciativa promovida en las redes sociales. Con los 2.500 euros que recibirán ahora (250 por cada tonelada de tapones es el precio pactado) podrán comprarle un traje de compresión que le ayudará a mantenerse erguido cuando utilice el andador. Lo que sobre lo utilizarán para viajar a Madrid, donde someterán al niño a una terapia intensiva durante un mes.

Más de 60 personas voluntarias de toda Galicia y convocadas a través de la página de Facebook del banco de tapones, que ya tiene más de 20.000 seguidores, se dieron cita ayer en la plaza de abastos de Tomiño para colaborar en el trabajo de clasificar todos los tapones y retirar los que no valen antes de cargarlos en el camión.

Tras dedicar toda la mañana sin descanso, consiguieron preparar las cinco toneladas que todavía estaban pendientes. Entre ellos, el propio Álex, que se ganó el cariño de los voluntarios.

Sus padres, Aitor Guntín y Vanessa Álvarez, no tenían palabras para expresar todo el agradecimiento. «Es impresionante lo que hay aquí; quiero que se consigan más tapones para ayudar a otros niños», afirmó Aitor. «Esto es bestial, que haya tantas personas que no te conozcan y que quieran colaborar, me deja sin palabras», afirmó Vanessa.

El banco de alimentos negocia un acuerdo con la empresa mayorista Pcyflorga de Goián para que esta pueda recoger tapones de todas las floristerías del noroeste peninsular y del norte de Portugal. «Solo con ver la alegría de las familias merece la pena el esfuerzo, afirma Jesús Pazo, portavoz del banco de tapones, una iniciativa de ocho vecinos de Tomiño, que cada día suma más adeptos.

40.000 kilos para otros pequeños

El banco de tapones de Tomiño no cesa su actividad una vez que ha podido ayudar a Álex. La campaña sigue en favor de otros tres niños. El objetivo es recaudar 40 toneladas de tapones para Alma, una niña de Vigo con una enfermedad rara; Ángel, de Lugo, afectado por una parálisis cerebral, y Jessie, de Redondela, para quien se necesita un estudio clínico urgente porque a sus 16 años pierde un cinco por ciento de movilidad cada tres meses. El caso de los tres hace que siga mereciendo la pena seguir guardando tapones de plástico en las casas y aumentar los puntos de recogida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
37 votos

La factoría de tapones solidarios