Viveiro veta el circo con animales

Es el primer municipio de Galicia que prohíbe este tipo de espectáculos


viveiro / la voz

Ni leones, ni elefantes, ni tigres, ni siquiera una hormiga amaestrada podrá verse ya en territorio del municipio de Viveiro. En la noche del miércoles, los seis votos de los ediles socialistas en el pleno permitieron que saliera adelante una moción que prohíbe la instalación en terrenos públicos de circos u otras instalaciones con animales salvajes, aunque estos no participen del espectáculo circense.

Así, Viveiro se convierte en el primer municipio gallego en prohibir los circos con animales, atendiendo a criterios «éticos, sociais e medioambientais e co respecto a non ocasionar sufrimento aos animais».

Viveiro se declara así «contrario á exhibición de animais», esgrimiendo los principios recogidos en el Tratado Europeo de Ámsterdam de 1977, la Lei 1/1993 de Protección dos Animais de Galicia o los acuerdos de la Organización Mundial de Sanidad Animal. El alcalde, Melchor Roel, argumenta que «cada vez máis concellos de todo o Estado e un crecente número de países» prohíben la actuación de espectáculos con animales en sus territorios, y considera positivo que el Concello de Viveiro se sume a la red de ciudades éticas que han tomado ya esta decisión.

La moción dejó estupefactos a los partidos de la oposición -PP, BNG e iVi-, que sí compartieron los argumentos referidos al maltrato animal detectado en alguna de estas instalaciones, pero no aceptaron la propuesta. «¿Se acuerdan de cómo estaban los leones que vinieron a Covas? El oso era un milagro», espetó el alcalde, aludiendo a un caso concreto grave denunciado hace unos años en un circo que se instaló en el núcleo urbano de Covas. Desde la oposición consideran que con la prohibición «estariamos metendo a todo o mundo no mesmo saco», y por ello proponían un mayor control de las condiciones físicas, sanitarias e higiénicas de los animales que llegan en los circos antes de autorizar su instalación. «Esos circos venían con todo en regla, pero los papeles aguantan todo», rebatió Roel.

Con la aprobación en pleno se priva además a los viveirenses de disfrutar de un espectáculo con el que tradicionalmente ha estado muy vinculado el municipio, como recordó en La Voz el escritor Ramón Pernas, autor de varios libros sobre la tradición circense, y que instó al gobierno local a reflexionar sobre la medida y dar marcha atrás en la misma. Ya no es posible.

Votación
27 votos

Viveiro veta el circo con animales