Rechazan que la Xunta pretenda hacer funcionario a personal laboral sin oposición

Movemento pola Igualdade no Emprego Público considera que se ataca el derecho a la carrera administrativa


santiago / la voz

El compromiso de Feijoo de promover una nueva ley en el empleo público ha sido recibido con recelo por parte del funcionariado, que objeta que la apuesta por convertir en funcionario al personal laboral fijo favorece a empleados que entraron «pola porta de atrás». El Movemento pola Igualdade no Emprego Público (MIEP) se refiere a centenares de trabajadores que entraron en la Xunta por asistencias técnicas, tras ser reclutados «por afinidade política ou persoal», y que después obtuvieron sentencias favorables que obligaron a su contratación indefinida.

«Estas persoas poderán acceder en igualdade de condicións aos postos de concurso e libre designación», denuncia la plataforma, que sostiene que «isto prexudica non só ao persoal funcionario, senón tamén ao laboral que honradamente e con esforzo aprobou un proceso selectivo». El MIEP incluye en esa tesitura a la mayoría de los ocupantes de más de 1.900 plazas para las que se realizará un proceso de consolidación previsto en la oferta de empleo y anunciado por Función Pública para el 2013. Considera que se ataca el derecho a la carrera administrativa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
69 votos

Rechazan que la Xunta pretenda hacer funcionario a personal laboral sin oposición