Muere un bebé tras ser atendido en el hospital en Pontevedra

La familia sospecha que no se hicieron las pruebas médicas necesarias


Pontevedra / La VOZ

Un matrimonio pontevedrés ha denunciado al servicio de urgencias pediátricas que estaba de guardia en la madrugada del lunes en el Hospital Provincial por la muerte de su bebé de 11 meses. En su escrito remitido al juzgado considera que lo ocurrido pudo deberse a que no se hicieron las pruebas necesarias cuando acudieron al centro médico.

En este punto señalan que sobre las cinco de la tarde del domingo se desplazaron al hospital porque su hijo «tenía un cuadro de fiebre». El progenitor añade que, tras atenderlo y bañarlo, le bajó la temperatura sin que aparentemente se le realizasen más pruebas o estudios: «A las 19 horas lo dan de alta diciendo que se trataba de un cuadro vírico», según refleja la denuncia interpuesta en el juzgado de guardia.

Posteriormente, ya pasada la medianoche, el pequeño volvió a presentar «un cuadro similar». El padre sostiene que optó por regresar al hospital pontevedrés, donde «los médicos, sorprendidos, procedieron a reanimarlo». Lamentablemente nada se pudo hacer por el bebé y a las tres de la madrugada se certificó su fallecimiento.

Jorge Paladino, portavoz de la familia y abogado del despacho pontevedrés Paladino & Hernández, señaló ayer que la familia «está consternada». Asimismo, dejó claro que acudiendo al proceso judicial únicamente buscan «evitar que se vuelvan a reiterar estos hechos fatales».

Por ahora, y de cara a una posible y futura imputación por homicidio por imprudencia, el letrado ya ha requerido al juzgado que instruye la causa que se le facilite el historial clínico del niño y el resultado de la autopsia que se le ha practicado.

En relación con esta última prueba, y a falta de conocerse los resultados de los análisis forenses, la sospecha en el entorno familiar es que el pequeño pudo haber fallecido por una sepsis. Esto es, por una respuesta inflamatoria del organismo ante una infección, una enfermedad que, según algunos estudios médicos, causa anualmente más muertes que los infartos o los ictus.

En relación con este extremo, las fuentes consultadas aludieron a que la familia ha sido contactada para que tomase medidas profilácticas en este sentido.

A la espera de la autopsia

En cualquier caso, Jorge Paladino precisó que mientras no tengan el resultado de la autopsia no sabrán «si fue un error involuntario de los médicos o es por causa de los recortes que en materia sanitaria se están adoptando en algunos hospitales». Con respecto a esta última cuestión, entiende que las reducciones presupuestarias podrían conllevar que se reduzcan de alguna manera los protocolos de actuación en los centros médicos. Asimismo, el letrado incidió en que aguarda que con la presentación de esta denuncia se consiga que cuando un niño vaya a un servicio de urgencias «se le hagan todos los estudios pertinentes».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
68 votos
Tags

Muere un bebé tras ser atendido en el hospital en Pontevedra