La defensa de Mangouras centra su estrategia en lograr una suspensión del juicio

Pablo González
Pablo González A CORUÑA

GALICIA

Apostolos Mangouras, Nikolaos Argyropoulos, y José Luis López Sors, en el banquillo de los acusados.
Apostolos Mangouras, Nikolaos Argyropoulos, y José Luis López Sors, en el banquillo de los acusados. GUSTAVO RIVAS

Los tres acusados localizados ya están en el banquillo por el juicio del «Prestige». El macrojuicio salva su primer escollo al contar con la presencia de Apostolos Mangouras

16 oct 2012 . Actualizado a las 15:56 h.

Los tres acusados localizados ya están en el banquillo por el juicio del «Prestige». El macrojuicio por la catástrofe ecológica comenzó a las 9.50 horas con el capitán del buque, Apostolos Mangouras, frente al tribunal. El proceso salva así su principal escollo, al contar con el principal imputado, para el que la Fiscalía pide 12 años de cárcel por delitos de desobediencia y contra el medio ambiente. A su lado estaba el jefe de máquinas, Nikolaos Argyropoulos, y en la tercera silla el ex director general de Marina Mercante, José Luis López Sors.

La defensa de Mangouras centra su estrategia en lograr una suspensión del juicio porque la operadora del Prestige, Universe Maritime, declarada responsable civil subsidiario, no fue citada al juicio. El letrado Ruiz Soroa plantea un dilema: o se excluye como responsable civil y no se le podría reclamar daños o se suspende el juicio para citarlos, con el consiguiente retraso.

La defensa del capitán pide también la nulidad de las actuaciones en lo que respecta al delito contra el medio ambiente de su representado, porque el Gobierno inspeccionó los restos del Prestige sin control judicial. También reclaman que se considere ilícita la prueba constituida por los documentos incautados en el petrolero por tres funcionarios el 18 de noviembre del 2002. Creen que tampoco hubo control judicial y sí una violación de domicilio.