Liñares dio obras a una empresa que hacía trabajos para Dorribo

La jueza se llevó carpetas de la sede de la Confederación Hidrográfica


Lugo / la voz

Otra empresa está en el disparadero del caso Pokémon: Proitec. Se trata de una sociedad creada en Lugo hace 25 años dedicada a la elaboración de proyectos de ingeniería. Dos de sus responsables, Javier Rodríguez y Carlos Monjero, fueron detenidos en el marco de la operación Campeón y quedaron en libertad tras prestar declaración. Su apresamiento está relacionado con una investigación que trata de determinar si desde su asesoría gestionaban de manera irregular ante el Igape ayudas para las empresas de Jorge Dorribo.

Los agentes de Vigilancia Aduanera que intervienen en la nueva operación de la jueza Pilar de Lara, en el registro que efectuaron hace una semana en la sede de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, en Ourense, se llevaron abundante documentación. Entre ella figuran varias carpetas con contratos relacionados con esta empresa lucense. Ahora investigan si fueron dados a dedo por parte del que era presidente de dicho organismo, Francisco Fernández Liñares, que se encuentra encarcelado en la prisión de Monterroso.

Jorge Dorribo, al declarar en la operación Campeón, no iría muy desencaminado cuando le contó a la jueza Estela San José que tenía constancia de que la Confederación Hidrográfica concedió a Proitec obras pagando comisiones. Le dijo que quien le había aportado ese dato había sido Javier Rodríguez. Según su versión, la empresa lucense había obtenido un concurso «y está a punto de concederle otro». Los investigadores se fijaron en esa declaración y comenzaron a tirar del hilo porque sospechan que Liñares pudo haber concedido no solo uno o dos contratos de redacción de proyectos, sino bastantes más.

En su momento, la versión de Jorge Dorribo no solo fue rechazada por los afectados sino que, incluso, comenzaron a ponerse en duda los datos que aportaba a las juezas el cerebro de la Campeón.

En relación con estas presuntas adjudicaciones irregulares de la Hidrográfica, el polémico empresario también llegó a indicar que el exdiputado del PP Pablo Cobián, que dimitió como consecuencia de ser imputado en la investigación, sabía del asunto y que fue él quien puso en contacto a los de Proitec con el responsable del organismo fluvial.

Cuando Carlos Monjero, vinculado a la empresa lucense, fue llamado a declarar dentro de la operación, no solo negó que Cobián tuviese intervención sino que dijo que no tenían contrato alguno con la Confederación Hidrográfica.

A medida que avanzan las investigaciones son cada vez más los cruces que existen con la operación Campeón. De hecho los investigadores están aprovechando multitud de datos que salieron a relucir en la investigación a Dorribo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos

Liñares dio obras a una empresa que hacía trabajos para Dorribo