Mustafá Bertat: «Quien no tiene un medio de vida debería regresar a su país»

Lucía Rey
lucía rey LUGO / LA VOZ

GALICIA

Mustafá Bertat, presidente de la asociación Integración, lleva viviendo en Lugo más de 20 años.
Mustafá Bertat, presidente de la asociación Integración, lleva viviendo en Lugo más de 20 años. ÓSCAR CELA

El presidente de los marroquíes de Lugo, Mustafá Bertat advierte de que la situación irá a peor

27 sep 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Miles de trabajadores marroquíes, colombianos, ecuatorianos, brasileños... se subieron al andamio en Galicia durante el bum de la construcción. Otros se emplearon en sectores como la hostelería, la venta ambulante o los talleres mecánicos. Corrían buenos tiempos, los empleos abundaban y cantidad de ellos reagruparon a sus familias. Hoy, muchos están en el paro. Algunos todavía cobran la prestación por desempleo o una ayuda económica, pero otros ya no tienen ningún ingreso y subsisten gracias a los bancos de alimentos o a la solidaridad de entidades como la Cruz Roja y Cáritas. Y el horizonte laboral es demasiado incierto. Ante esta situación, algunas agrupaciones de inmigrantes han empezado a animar a los compatriotas que no tienen trabajo a regresar a casa. Lo explica Mustafá Bertat, presidente de la asociación Integración, que llegó a reunir a más de un centenar de familias marroquíes asentadas en la provincia de Lugo. Hoy son muchas menos.

-¿Está marchándose gente?

-Bastante. Conozco a muchas familias que ya se han ido. Y no solo marroquíes, también de Colombia, de Brasil... Desde que comenzó la crisis, este es el peor año con diferencia. No hay trabajo para nadie. En nuestra asociación, por ejemplo, hemos tenido que elegir nueva junta directiva porque el chico que era tesorero se marchó a Francia porque encontró un trabajo allí, y el secretario ahora está en Madrid. Cuando les surge una oportunidad, se van.

-También hay muchas familias que apuestan por seguir aquí...

-Las que tienen por lo menos un trabajo es normal que se queden. Pero la gente que no tiene aquí un medio de vida es mejor que vuelva a su país porque, ¿qué va a hacer? Dentro de unos meses, muchos de quienes ahora cobran una ayuda van a dejar de hacerlo. Y cuando se les termine, ¿de qué van a vivir? ¿De ir a una tienda y esconder una barra de pan bajo el abrigo? ¿O de agarrar un conejo y llevárselo para comer? Eso no es vida, de robar no se vive ni se mantiene una familia. E ir a más serían palabras mayores.