La censura que crispó Galicia

Domingos Sampedro
domingos sampedro SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

TINO VIZ

Se cumplen 25 años del pacto que llevó por primera vez al PSOE a la Xunta. La rebelión contra Albor trajo a Rajoy a Galicia como vicepresidente

25 sep 2012 . Actualizado a las 12:33 h.

Galicia es la única comunidad de España que todavía se le resiste al PSOE. El partido del puño y la rosa ganó varias veces la generales en Cataluña, llegó a imponerse en el País Vasco en autonómicas tras la fractura del PNV de los años ochenta, y disfrutó de años dorados en territorios hoy muy del PP como Murcia o Valencia. Pero Galicia es otra cosa. Se resiste. Lo cual no impidió que los socialistas se pusieran dos veces al volante de la Xunta durante la democracia. La primera vez que llegaron a la presidencia fue con Fernando González Laxe, en 1987, a través de la primera moción de censura que triunfaba en España y que avinagró durante años la política gallega.

Hoy se cumplen 25 años del acceso de Laxe a la presidencia del Gobierno gallego, en lo que fue una toma de posesión alejada de la pompa y que coronaba todo un año de inestabilidad política, que se desató con la dimisión en bloque que le presentaron a Fernández Albor su vicepresidente, Xosé Luís Barreiro, y otros cinco conselleiros.

La irrupción de Rajoy

El expresidente Albor aguantó contra todo pronóstico el golpe de su Gabinete e intentó remontar el vuelo trayéndose de Madrid, donde ejercía como diputado, al ahora presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con la misión de frenar la rebelión y retomar la iniciativa.