Queja de los abogados de Santiago porque una jueza lleva a su gato a las vistas

La magistrada ya fue sancionada por fumar en la sala, no asistir a una declaración y criticar la ley de violencia sexista


santiago / la voz

En las salas de vistas de los juzgados se ve casi de todo, pero lo que nadie esperaría encontrarse es con que la jueza que va a decidir sobre el futuro del acusado asista al juicio acompañada de su mascota: un gato. Y eso es, por extraño que parezca, lo que ha sucedido en el Juzgado número 1 de lo Penal de Santiago. La situación ha dejado perplejos a varios letrados y el Colegio de Abogados compostelano ha anunciado que analizará el asunto y que muy probablemente remitirá una queja formal ante el Consejo General del Poder Judicial.

No será la primera vez que la titular de este juzgado, María Jesús García Pérez, sea investigada. El CGPJ ya la sancionó cuando ejercía en Madrid por no acudir a una declaración porque se había ido al gimnasio. En el 2008, en Santander, la multaron con 3.000 euros por criticar la Ley de Violencia contra la Mujer y hacer declaraciones racistas como que los rumanos «si no pegan a la mujer parece que les falta algo» o que las mujeres colombianas «le toman el pelo a todo el mundo», según recogió el Diario Montañés.

Ya en el 2011, justo antes de ser destinada a Santiago, también fue sancionada en Bilbao porque fumaba en la sala de vistas entre juicio y juicio.

El decano del Colegio de Abogados de Santiago, Evaristo Nogueira, calificó ayer de «deplorable» la actitud de la jueza, porque considera que ofrece «una pésima imagen de la Justicia». «No es posible que donde se va a decidir si una persona entra o no en prisión la jueza esté con el gato», añade.

Un funcionario del juzgado, sin embargo, restó ayer importancia a la presencia del gato y recalcó que los trabajadores están muy contentos con la jueza y que es en realidad la pareja de la magistrada, que asiste habitualmente a los juicios, el que está con el gato. Los abogados también critican la presencia del compañero de la jueza, que, aseguran, entra y sale del juzgado con el gato en un hombro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
63 votos

Queja de los abogados de Santiago porque una jueza lleva a su gato a las vistas