«Me enfadé y le eché las manos al cuello», dice el homicida de Toén

Marta Vázquez Fernández
marta vázquez OURENSE / LA VOZ

GALICIA

SANTI M. AMIL

Javier Cruz admite que estranguló a Laura Alonso, pero «no quería matarla»

18 sep 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

«Me llamó cabrón, me dio una bofetada y me escupió. Me enfadé y le eché las manos al cuello. Apreté durante unos segundos, pero no con mucha fuerza, no quería matarla. Luego noté como un chasquido y la solté». Es el escalofriante relato en el que se describe cómo se produjo en la madrugada del 24 de agosto del 2009 la muerte de Laura Alonso, de 19 años. O así fue al menos cómo lo relató su exnovio, la última persona que vio a la joven con vida y quien finalmente se la arrebató.

Javier Cruz González, de 35 años, comparece desde ayer ante la Audiencia Provincial de Ourense, donde un jurado popular se encargará de dictaminar su responsabilidad penal en el crimen, ocurrido en Toén. Durante más de una hora, el homicida confeso contestó a casi todas las preguntas que le formularon tanto el fiscal como los letrados, pero siempre manteniendo una versión con la que trata de justificar lo ocurrido: estranguló a Laura, pero nunca quiso matarla.

Cruz, que lleva tres años en prisión preventiva por estos hechos, contó que Laura y él habían roto meses antes y que en el momento de los hechos cada uno tenía ya una nueva pareja, pese a lo cual seguían viéndose a escondidas para mantener relaciones sexuales.