La aparición de tres ejemplares colgados en la zona dio pie a la investigación


Este operativo de la Guardia Civil se inició, en gran medida, por la aparición, el pasado 20 de agosto, de tres perros de presa colgados en un pinar cercano a las casas donde ayer se efectuó la redada.

Los animales fueron encontrado a menos de 200 metros de las viviendas de monte de O Carme, en un lugar que había sufrido una tentativa de incendio recientemente. La aparición de los perros activó las sospechas de la Guardia Civil sobre la celebración de peleas clandestinas. Los animales heridos son sacrificados de las maneras más sádicas e inimaginables.

Fue un particular que paseaba por la zona quien dio la voz de alarma a la protectora carballesa. Los canes, atendiendo al estado de descomposición en el que se encontraban, podrían llevar allí varias semanas. No llevaban chips identificativos y tampoco hubo testigos que pudiesen aportar pistas significativas de su procedencia.

La sospecha de los agentes del instituto armado es que las peleas clandestinas se producen en los límites de los concellos de Carballo y Coristanco, debido a que son en «estos puntos calientes» donde suelen aparecer habitualmente perros de razas potencialmente peligrosas heridos, mutilados o muertos.

Según apuntaron fuentes de la investigación, en los últimos meses propietarios de canes de las razas pit bull, rottweiler o american sttafordshire terrier han cursado denuncias de desaparición en la Costa da Morte. Estos son, precisamente, los animales más usados en las peleas clandestinas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

La aparición de tres ejemplares colgados en la zona dio pie a la investigación