«Fago postres, teño o traballo máis doce do mundo»

Tara Blanco, bloguera de cocina, horneó su primer bizcocho a los 7 años


Sus amigas le pidieron una copia de su recetario, el mismo que ella heredó de su bisabuela -que la guio en la elaboración de su primer bizcocho, cuando tenía 7 años- y que ha ido engordando con sus propias propuestas. Así que se le ocurrió crear un blog. No tenía mucha idea de cómo funcionaba, confiesa, pero se tiró a la piscina. Nació así El mundo de Tara, el espacio virtual en el que Tara Blanco cuenta al mundo cómo hace unos platos, en especial postres, que abren el apetito.

Cocina y escribe desde su casa en Casaio, un pueblecito del municipio ourensano de Carballeda de Valdeorras, a los pies del macizo de Pena Trevinca. Con apenas «setenta veciños que quedamos, onde hai catro anos éramos 200», y el anhelo de algún día tener ADSL, Tara lucha contra los problemas de la conexión de Internet para subir las fotos de sus propuestas. «Hai días que paso horas para poder colgalas», dice. No le importa, ella es feliz. «A xente flipa cando ve o sitio no que vivo, que teño unha horta, que cultivo un montón dos produtos cos que cociño», señala. Esa gente de la que habla son los más de 750 seguidores que tiene en el blog y los más de 3.000 amigos a los que cada mañana saluda en Facebook con un «feliz día».

Sueña con abrir su propia pastelería con obrador, «porque sería bonito poder vivir disto [de momento va logrando ingresos con su trabajo desde casa], porque teño o traballo máis doce do mundo, fago postres, que ademais eu creo que é unha arte».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos

«Fago postres, teño o traballo máis doce do mundo»