Las autopistas gallegas, las de menos rebajas de España

Otras comunidades ofrecen descuentos por rentas bajas, a jubilados, parados y, sobre todo, a los usuarios habituales


redacción / la voz

Galicia es la comunidad española en la que los usuarios de autopistas gozan de menos ventajas por su fidelidad. Las vías de pago de todo el Estado hacen de los descuentos la herramienta con la que tratar de mantener y atraer clientes, racionalizar los usos horarios de los viales y no castigar a quienes se ven obligados a pasar cada día por los peajes.

Existen descuentos por casi todo. Por realizar un número determinado de viajes al mes; por utilizar las autopistas en horarios poco transitados; por hacerlo en temporada baja; por llevar en el coche tres o más ocupantes; por conducir un vehículo de bajas emisiones; por ser desempleado, jubilado, menor de 25 años, discapacitado, de familia numerosa o de rentas bajas.

Ajenos a las ventajas

Pero Galicia es prácticamente ajena a dichas ventajas. En la comunidad se emplaza una de las dos autopistas españolas que no descuenta ni un céntimo, sea cual sea el uso del vial. La AP-53 (Santiago-Dozón) refleja junto la AP-6 (Adanero-Villalba) esa cerrazón hacia su clientela. Pero el resto de las autopistas gallegas no la trata mucho mejor. Tanto la AP-9 como las autonómicas AG-55 y AG-57 se limitan a descontar un 25 % en el viaje de vuelta al que lo haga en el mismo día, entre lunes y viernes, y con el telepeaje instalado.

Las tres vías son las que cuentan con los descuentos más bajos y menos plurales de toda España. La AP-66 (León-Campomanes) es, en cambio, la que aplica descuentos con menos esfuerzo al ser necesario solo realizar tres viajes al mes para contar con una rebaja del 50 % en el peaje. A partir de ese baremo, todas las demás, salvo las gallegas, ofrecen un escalado de descuentos que van desde el 5 al 71 %, en función de los viajes hechos.

Trato favorable a los locales

Vías como la AP-36 (Madrid-Levante) añaden otra línea de descuentos en función de los kilómetros recorridos al mes, y otras según el importe gastado.

Numerosas autopistas suman rebajas primando además a los que las recorran en las horas menos transitadas, y en el Mediterráneo se aplican a los conductores locales en verano las tarifas bajas del invierno.

El mejor trato en el precio a los usuarios del entorno se aplica en Baleares (-74 % en el peaje), y llega al 100 %, por ejemplo, en el túnel catalán del Cadí. El Gobierno aragonés y el riojano han conseguido que en varios de los tramos que la AP-2 recorre por sus tierras sea gratis si la ida y vuelta se hace en el mismo día, y en la AP-7 en Cataluña determinados recorridos de la autopista que no cuentan con alternativa resultan totalmente gratis.

La situación económica general es atendida por las concesionarias, especialmente en el sur y Levante, como en la AP-7 en Cartagena y la AP-3, donde se descuenta un 60 % a las personas que ganen menos de 9.000 euros al año. Y entre el amplio abanico de rebajas, Abertis y Cataluña, pese a las protestas, se llevan la palma primando los vehículos ecológicos y el coche compartido con hasta el 90 % de rebaja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Las autopistas gallegas, las de menos rebajas de España