Blanco apoya la circunscripción única del BNG y Vázquez elude debatirlo

El PP pide a los socialistas coherencia con lo que votaron en el Estatuto


VILAGARCÍA / LA VOZ

En medio de las quinielas por la candidatura socialista a las elecciones gallegas, el secretario xeral del PSdeG y el exministro de Fomento -que todavía no se pronunció sobre si se presentará a los comicios- han vuelto a coincidir. Esta vez fue en Vilagarcía, en un homenaje al histórico militante y diputado Seso Giráldez. Y aunque al llegar se abrazaron y se sentaron uno frente al otro, volvieron a dejar claro que no siempre coinciden en su manera de hacer política. Ayer, a cuenta de la propuesta del BNG de una circunscripción única para el Parlamento gallego, eliminando así los escaños por provincia. A José Blanco le pareció bien; Pachi Vázquez, en cambio, cree que es una maniobra de distracción, y eludió la cuestión.

A la cita llegó primero José Blanco. No le quedaba lejos, porque disfruta de unos días de descanso en su residencia veraniega de A Illa. El secretario xeral lo hizo media hora después, procedente de Sigüeiro. Tras los saludos de rigor, Blanco no eludió las referencias a la propuesta hecha por el BNG de eliminar las circunscripciones provinciales para presentarse a las autonómicas. «Cualquier cosa que garantice la proporcionalidad me parece bien, y eso garantiza la proporcionalidad», dijo en compañía del ya exsecretario del partido en Pontevedra, Modesto Pose, con quien Vázquez mantuvo sus diferencias en los últimos tiempos.

El líder gallego, en cambio, dijo que lo que le preocupa es que el paro aumente más en Galicia que en el resto de España, la pérdida del sistema financiero gallego o que los mayores tengan que pagar las medicinas. Lo demás, a su entender, «está ben para distraer á opinión pública».

Horas antes, el secretario de Organización del PSdeG calificaba la iniciativa del PP para reducir de 75 a 61 el número de parlamentarios como una «acción de trilerismo más de Feijoo para cambiar las reglas de juego e intentar perpetuarse en el poder. Si quiere austeridad, que empiece a recortar asesores. El resto es pucherismo electoral», afirmó Pablo García.

La respuesta del PP no se hizo esperar. Alfonso Rueda instó a los socialistas a ser consecuentes con lo que firmaron en el Estatuto de Autonomía y a apoyar el Parlamento de 61 diputados, y mostró su sorpresa por el rechazo de la oposición a ahorrar seis millones de euros que permitirían, dijo, crear 600 plazas de guardería.

También disconforme, el portavoz nacional del BNG, Guillermo Vázquez, planteó reducir el salario de los diputados, en vez de reducir su número, o suprima las campañas masivas de publicidad de la Xunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos

Blanco apoya la circunscripción única del BNG y Vázquez elude debatirlo